Me permito este espacio para comentar algunas situaciones acontecidas en nuestra Urbanización El Palotal, en la ciudad de Valencia, estado Carabobo.

Después de un largo período de espera, gracias a Dios, nos llegó el gas a los sectores B y C. Felicito a los coordinadores de nuestra comunidad, encargados de este proceso, porque se llevó con total organización, respeto y civismo, a pesar de los reclamos de algunas personas.

Pero, quedé sorprendido y preocupado del poco interés que tienen muchos miembros de esta comunidad, sobre todo del sexo femenino, en cuidar su salud, pues sencillamente por terquedad o por no opacar su belleza, se negaban rotundamente a usar el Tapabocas.

Fue increíble ver la gran cantidad de personas sin él o sencillamente usarlo como «TAPACUELLOs»

Me acerqué con mucho respeto a varias de ellas, sobre todo a las de más confianza, haciendo un llamado de atención y de conciencia al respecto, pero recibí respuestas negativas y groseras.

Pusieron como excusa el calor o que se sentían asfixiados. Otros dijeron que sencillamente no creen en el coronavirus. Una persona de más confianza me dijo, con risa burlona, que no me preocupara que ella no estaba enferma.

No es secreto para nadie que en nuestro CDI han estado hospitalizadas pacientes con COVID-19; también es cierto que en Carabobo hay varios casos.

Al respecto reflexiono: Nadie está obligado a estar en contacto con personas sin tapabocas, por eso nadie sin él puede estar presente en un sitio donde haya mucha gente. Es una falta de respeto y una total irresponsabilidad.

Por eso considero que para la próxima «debe ser obligatorio el uso del Tapabocas», todos tenemos derecho a cuidar nuestra salud.

Sugiero a los vecinos que nos organicemos, que estemos pendientes o seamos más extremos y pidamos la presencia de funcionarios del gobierno.

Repito, no es un Tapacuellos. No podemos ser tan inconscientes, el COVID-19 mata. Reflexionemos vecinos.

 

LEE TAMBIÉN:  ¡LOS HIJOS MUEREN EN SUS CUARTOS!

 

José Albán Torres Sánchez

1 Comentario

Deja un comentario