Este martes fue presentada por el gobierno de Donald Trump una demanda a través del Departamento de Justicia y once estados de Estados Unidos (EEUU) contra Google por monopolio de anuncios y búsqueda en Internet.

Acusan a la marca de camuflar su estrategia en una “red ilegal de acuerdos exclusivos que daña a los competidores», dijo el fiscal adjunto, Jeffrey A. Rosen, reseñaron medios internacionales.

La compañía «ha ahogado la innovación y la creación de nuevos Google», dijo, y señaló que piden “alivio estructural necesario para curar cualquier daño» a sus competidores.

Donald Trump demanda a Google

 

Detalló que la compañía pagó “miles de millones de dólares a Apple” para situar su motor de búsqueda “como el básico en sus teléfonos iPhones”.

Además, para la prohibición de integrar otros motores de competidores, a través de unos “contratos especiales”.

 

¿Cuáles son las acusaciones por las que Donald Trump demanda a Google?

Los cargos interpuestos ante un tribunal federal de EEUU fueron presentados por el Departamento de Justicia federal y otros 11 estados del país.

El argumento principal es que Google gasta miles de millones de dólares cada año para garantizar que su motor de búsqueda esté instalado como opción predeterminada en navegadores y dispositivos móviles.

Esos acuerdos, dice la denuncia, han ayudado a la firma a convertirse en un «guardián» de internet, ya sea poseyendo o controlando los canales en los que se realizan 80% de las búsquedas en línea tan solo en Estados Unidos.

«Google ha excluido así la competencia para la búsqueda en internet», dice la denuncia.

«A los competidores de los motores de búsqueda se les niega la distribución, la escala y el reconocimiento de productos vitales, lo que garantiza que no tengan una oportunidad real de desafiar a Google», añade.

 

Para las autoridades, «Google es tan dominante que ‘Google’ no es solo un sustantivo para identificar a la empresa y el motor de búsqueda de Google, sino también un verbo que significa buscar en internet».

En español también se ha vuelto un verbo «googlear».

 

Un momento álgido

El caso podría ser el primero de muchos en los que los reguladores intentan desafiar el dominio de las grandes empresas tecnológicas. Y llega unas semanas antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El gobierno de Donald Trump también lo ha visto como una medida para demostrar su voluntad de desafiar la influencia del sector si gana un segundo periodo.

Ante este escenario, los funcionarios federales aseguraron que no habían apresurado la investigación para llegar a una denuncia antes de las elecciones del 3 de noviembre.

«Actuamos cuando los hechos y la ley lo justifican», dijo el fiscal general adjunto Jeffrey Rosen, quien aseguró que sigue en marcha la revisión de las prácticas de competencia en todo el sector tecnológico.

Google se ha enfrentado a denuncias similares en la Unión Europea. Y presentó una apelación a una multa de US$9.500 millones que exige la Comisión Europea.

 

Esto incluye:

  • 2017: una multa de US$2.800 millones por los resultados de compras.
  • 2018: una multa de US$5.000 millones por utilizar software de Android para promocionar injustamente sus propias aplicaciones.
  • 2019: una multa de US$1.770 millones por bloquear anuncios de motores de búsqueda rivales.

 

LEE TAMBIÉN:  LA NUEVA AN ABRIRÁ LAS PUERTAS AL PUEBLO

Ciudad VLC / AVN / BBC