Antonio Díaz

El bicampeón mundial en la especialidad de katá, Antonio Díaz, mantiene desde su hogar una intensa rutina de entrenamientos, de cara a presentar las mejores condiciones para los aplazados Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrarán en la capital japonesa el próximo año.

En entrevista concedida a la organización del evento, Díaz precisó que permanece en Caracas, donde mantiene un «pequeño dojo en la casa de mis padres, así que hice algunas sesiones allí la primera semana, pero preferí aislarme porque mi padre es parte de la población en riesgo, así que traje algunas alfombras a mi departamento y las puse en la sala de estar».

Durante el confinamiento, el karateca criollo de 40 años, aprovechó la oportunidad para pasar tiempo con su esposa y su hijo de ocho meses, mientras entrena en su casa. Con su lugar asegurado para los Juegos Olímpicos, es importante que no pierda su estado físico general.

 

Los Juegos de Tokio serán la despedida soñada de la carrera de un atleta ejemplar que ha estado en la cima de su deporte durante dos décadas.

El récord de Antonio Díaz incluye ser el campeón del mundo de kata de 2010 y 2012, al tiempo que ganó el oro de los Juegos Mundiales en 2005 en Duisburg y Cali 2013, así como el primer lugar en 16 campeonatos panamericanos y 13 campeonatos nacionales en Venezuela.

El poseedor de un récord Guinness en cuanto al número de títulos obtenidos, además de haber estado en el podio ocho veces seguidas en el Campeonato Mundial de Karate, considera que el entrenamiento debe ir acompañado de un adecuado régimen de nutrición y preparación mental, debido a su «avanzada edad» en comparación con sus potenciales rivales.

«Creo que hoy, debido a la ciencia del deporte, la recuperación y la nutrición, las carreras de los atletas ahora tienen longevidad, pero de alguna manera, al ver la edad promedio de mis competidores, tengo que luchar contra el estereotipo de que soy viejo. Pero creo que es algo que no debería afectarme, especialmente en mi disciplina, donde la técnica es muy importante. Esa es mi fortaleza, es un punto positivo para mí «, explicó.

 

En ese sentido, precisó que sus principales adversarios en la cita nipona serán Kiyuna Ryo (Japón), Damián Quintero (España) y Ali Sofuoglu (Turquía).

«Vi a Kiyuna comenzar en 2012 cuando lo vencí en la semifinal en la Copa del Mundo. A partir de ese momento comenzó a despegar. También conozco a Damián desde hace muchos años. No es uno de los más jóvenes, pero ahora es el número 1. Y Sofuoglu es mucho más joven. Viene con esa energía que la juventud le da, lo que lo convierte en un rival difícil «, comentó.

Pero Antonio Díaz no sólo piensa en subir al podio en Tokio el próximo año, sino en sus planes está oficializar su retiro.

 

Una de sus metas es continuar enseñando en la escuela que actualmente posee en Caracas, que tiene un centenar de estudiantes.

 

«Enseñar es algo en lo que me gustaría seguir pasando tiempo en el futuro. También me gustaría seguir dando seminarios y ayudando a atletas de élite de otros países. En 2018, estaba ayudando al equipo de Hong Kong en los Juegos Asiáticos y fue una gran experiencia», expuso.

Díaz también es parte de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Venezolano (COI) y la Comisión de Atletas de la Federación Internacional de Karate, además de estar entre los 30 atletas que son candidatos para ganar los cuatro puestos de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional.

 

«El solo hecho de estar en esa lista de 30 candidatos que se postularán para un puesto en la comisión me llena de orgullo, al ver también los nombres que se incluyen», expresó.

Será precisamente durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cuando todos los atletas clasificados tendrán la oportunidad de votar por su candidato preferido.

Pase lo que pase en Tokio, para el karateca criollo será la culminación de una carrera que todavía tiene algunos capítulos para escribir.

 

TE INTERESA LEER: LIMITARÁN HASTA UN 40% LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS

Ciudad VLC / AVN

Deja un comentario