La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, denunció en entrevista a un medio local que Alemania está involucrada en actividad biomilitar en Ucrania.

“Junto con Estados Unidos, la propia Alemania ha estado y probablemente sigue estando intensamente implicada en actividades biomilitares en Ucrania durante muchos años”, dijo.

“A partir de 2013, el Gobierno alemán realiza bajo los auspicios del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania un programa nacional de seguridad biológica (German Biosecurity Programme / GBP)”, mediante el cual se realzan varios proyectos conjuntos con las agencias gubernamentales y centros de investigación de los países elegidos, entre ellos, Ucrania en 2014, cuando tuvieron lugar las protestas de Maidán, expresó.

 

LEA TAMBIÉN: EEUU IMPEDIRÁ REUNIÓN G20 SI RUSIA PARTICIPA

La funcionaria rusa mencionó que expertos de varios centros de investigaciones alemanes participan en los estudios de las actividades prácticas de los agentes biológicos mortalmente peligrosos.

Entre los centros, estaba el Instituto de Microbiología del Ejército alemán (Múnich), el Instituto Friedrich Loeffler (Greifswald – isla de Riems) y el Instituto Bernhard Nocht de Medicina Tropical (Hamburgo).

 

LEA TAMBIÉN: RUSIA INICIA SIGUIENTE FASE DE LA OPERACIÓN MILITAR EN UCRANIA

 

A esto se añade que, entre 2020 y 2022, ya se ejecuta la tercera fase del programa que incluye la recopilación de información epidémica sensible en terceros países, incluso con tecnologías de datos masivos. Esta información la citó Zajárova de la propia Cancillería alemana.

De acuerdo con la secretaria de prensa de la Cancillería rusa, varios políticos y altos cargos alemanes, entre ellos, el canciller Olaf Scholz, reprodujeron la información presentada por Estados Unidos, en forma de advertencias de carácter amenazante e impecable contra Rusia.

La diplomática denominó cínicas y con un especial del flujo general de retórica antirrusa, agresiva y sin precedentes la iniciativa verbal de Berlín.

“Esto se debe, ante todo, al hecho que, antes del inicio de la operación militar especial, Alemania llevó a cabo, durante muchos años, y posiblemente continúa, una intensa actividad biológica militar en Ucrania junto con EEUU”, agregó.

 

Zajárova precisó que en el marco de la operación militar especial en Ucrania, las Fuerzas Armadas rusas encontraron documentos que “arrojan alguna luz sobre el programa biológico militar del Ministerio de Defensa de EEUU que estuvo realizándose en el territorio de Ucrania, en el marco de que estuvieron investigándose los patógenos especialmente peligrosos que podrían convertirse en agentes de armas biológicas que tienen focos naturales en Ucrania y en Rusia”, apuntó.

 

La diplomática recordó que el 9 de marzo pasado, la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Victoria Nuland, declaró sobre los esfuerzos para impedir que algunos materiales de investigación de los laboratorios biológicos ucranianos, “caiga en las manos de las fuerzas rusas”.

Según la vocera, la parte rusa informó de los hechos descubiertos en Naciones Unidas y desde las tribunas de organismos internacionales, llamado a Estados Unidos a dar explicaciones. Sin embargo, Washington no ha manifestado disposición de compartir información. En su opinión, esto era previsible.

 

A su vez, criticó la campaña de propaganda estadounidense de que “los intentos de Rusia de llamar la atención de la comunidad internacional a las actividades de los biólogos militares estadounidenses en territorio ucraniano no es más que una «cortina de humo» informativa”.

Calificó de burdo, el intento de las autoridades estadounidenses de desviar la atención del público del tema de los laboratorios biológicos bajo su control, que inesperadamente “recibió apoyo de los dirigentes políticos de Alemania”.

 

LEA TAMBIÉN: BRASIL ANUNCIA EL FIN DE EMERGENCIA SANITARIA POR LA PANDEMIA

Ciudad Valencia / Telesur