Asesinatos de líderes sociales

Continúan asesinatos en Cauca, considerado uno de los departamentos más violentos de Colombia, sigue siendo noticia, pues en los pocos días transcurridos de agosto se reportó el asesinato de tres líderes sociales.

Enrique Guejia Meza fue asesinado la víspera en la vereda (tipo de subdivisión territorial de los municipios) la Luz mediante disparos con arma de fuego, informó la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca Oeste).

‘El comunero y líder no presentaba amenazas de tipo individual, y cuando se desplazaba portaba su bastón de autoridad lo que afirma la ejecución de un plan pistola contra autoridades indígenas de la zona’, detalló la Asociación, reseña la agencia cubana de noticias Prensa Latina en su portal web.

En tal sentido, recalcó la alerta máxima a todas las autoridades, estructura organizativa y comunidad para fortalecer los mecanismos de protección y control en cada territorio y sumarse a los ejercicios de justicia que se adelantan en la zona.

Asimismo, reiteró ‘el llamado a la comunidad nacional e internacional a fortalecer su apoyo al pueblo Nasa en estos momentos e incidir en que el Estado colombiano cumpla sus responsabilidades’.

El 3 de agosto último fue asesinado José Eduardo Tumbó, defensor de los derechos humanos.

Tumbó, un campesino de 34 años de edad y participante en la Minga Social por la Vida, el Territorio, la Democracia y la Paz (que tuvo lugar a principios de este año), fue atacado con disparos en el sector conocido como La Virgen, reportaron medios locales de prensa.

La víctima era integrante de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Vergel y miembro de la Asociación de Trabajadores Pro-Constitución Zonas de Reserva Campesina del municipio de Caloto.

Tras lo sucedido, la Policía Nacional y la Fiscalía General iniciaron las investigaciones.

Hace apenas tres días fue asesinado, también en el norte del Cauca, el guardia indígena Gersain Yatacue.

En dicho contexto diferentes voces plantean que la situación de violencia se agudiza al tiempo que el presidente Iván Duque insiste en que ‘en lo que va corrido de nuestro Gobierno (…) hemos tenido una reducción del 35 por ciento en ese número de asesinatos’.

El Consejo Regional Indígena del Cauca denunció el incremento de los asesinatos, amenazas, señalamientos y persecuciones contra quienes construyen la paz en Colombia.

Comunicamos a la comunidad nacional e internacional las continuas y sistemáticas amenazas en contra de quienes le apuestan a la paz, de las que vienen siendo objeto las autoridades y la guardia indígena en el norte del Cauca al igual que las comunidades campesinas, quienes buscan el buen vivir para la sociedad, enfatizó.

Desde el partido Movimiento Alternativo Indígena y Social, afirmaron recientemente que ‘en Colombia hay una masacre sistemática de líderes sociales’.

En las comunidades indígenas lo estamos padeciendo, así como los campesinos, las comunidades afro, los sindicalistas, los que defiende el medio ambiente, el territorio, detallaron sus representantes.

Unido a ello, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señaló que del 1 de enero de 2016 al 20 de julio de 2019, asesinaron en Colombia a 738 personas líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Desde que se suscribió en noviembre de 2016 el Acuerdo de Paz entre el Estado y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) hasta julio último, han sido ultimados 627, puntualizó.

 

 

DE INTERÉS: UN TERCER TIROTEO SE REGISTRÓ EN EL DOUGLAS PARK DE CHICAGO

 

 

Actualmente hay mil 351 líderes sociales amenazados en Colombia, donde se reportan frecuentes asesinatos de personas que defienden los derechos humanos, el medio ambiente y la paz.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret, subrayó que ‘no se debe asesinar un líder más. Existe una falta coordinación del Ministerio de Defensa, Interior y las entidades territoriales’.

Ciudad VLC / VTV

3 Comentarios

Deja un comentario