«La avaricia del fanático» por Jaime Macías…

En el mundo deportivo existe demasiada información sobre estadísticas, actuaciones, hazañas, anécdotas y sobre todo la historia de cada torneo que se ha realizado en los últimos tiempos.

Pese a ello aún existe una gran mayoría de fanáticos que se empeñan en ver la perfección como la única opción válida para disfrutar de su deporte, equipo o atleta preferido.

 

Esto es debido a que los fanáticos no se informan sobre estos detalles y solo se basan
en el momento para dar rienda suelta a sus emociones sin razón. Un ejemplo fue el último partido de la Vinotinto criolla ante Perú, donde muchos recién llegados al mundo del futbol, descargaban sus frustración porque no se le había ganado al colista de la clasificación, sin saber que las eliminatorias suramericanas son las más difíciles y disputadas de todas, que cada enfrentamiento es un reto, sin importar el rival y su posición.

 

Que la lógica ha enseñado, con estadísticas, que empatar como visitante es casi un
triunfo y hacerlo en casa es como una derrota. Es que acaso si jugaramos hoy con
Brasil, la tendríamos fácil, solo porque los pentacampeones mundiales están en este
momento por debajo de nosotros en la clasificación.

 

En el futbol cada partido se juega a pulso, sobre todo en una eliminatoria que no es constante porque las jornadas son distante unas de otras, como por ejemplo la que sigue será en septiembre del próximo año y en esos 10 meses muchas cosas pueden cambiar para bien o para mal y para todos. Otros jugadores podrían entrar en escena, otros técnicos, otros sistemas de juego e incluso otros fanáticos. Así que como va la Vinotinto, está bien, lo demás es avaricia!

 

Otro ejemplo es en nuestra pelota profesional, donde los fanáticos le exigen al manager de su equipo de preferencia, tener un line up estable. Como se puede tener uno estable, en un torneo, donde a cada momento se incorpora un pelotero, a otros los mandan a parar, otros se ponen fecha de debut y despedida, donde más tarda un importado en el vuelo de venida e ida, que jugando, aparte de las lesiones. Recuerden el que vive en avaricia, no disfruta lo que tiene!

 

TBT… El 23 de noviembre de 1955, el pitcher Johnny Andre del Magallanes, se convirtió en el primer pelotero PROFESIONAL que SUPERÓ las cercas en el estadio Cuatricentenario de Valencia (Ahora José Bernardo Pérez).

El primer jonrón lo había conectado el amateur José Ramón Ocando el 7 de agosto de ese año. Elio Chacón, del Valencia, fue el primero que lo hizo en la pelota profesional, pero fue un cuadrangular dentro del parque.

 

Seguimos en contacto por @maciasjaime.

 

TE INTERESA MÁS DEL AUTOR: ¡IMPORTADO BUENO ES EL QUE RINDE AQUÍ! POR JAIME MACÍAS

Ciudad Valencia