Una delegación azulgrana, con Òscar Grau a la cabeza, salió este martes con destino a Inglaterra para intentar cerrar el fichaje de Coutinho.

 

 

Raül Sanllehí y Javier Brodas también forman parte del grupo que viajó para tratar de cerrar la operación. En Liverpool se encuentran esperando el brasileño -el primer objetivo de los ‘culés’ para reforzarse tras la marcha de Neymar-, y su agente, que lleva semanas para encarrilar el fichaje.

 

El Barcelona espera dejar cerrado el traspaso hoy mismo, si es posible, para después centrarse en el fichaje de Dembélé (20), ya que tendrá que convencer al Borussia Dortmund, quien se ha negado a dejar escapar a su joven estrella.

 

Coutinho quiere ir al Camp Nou, pero no de cualquier forma. Quiere dejar Anfield por la puerta grande, mostrando respeto al club que le hizo grande. Por eso, la única petición que ha hecho es que el tono de la negociación sea «amigable».

 

Cuando jugó en LaLiga y nadie se fijó en él

 

Sí, el brasileño pasó por el Espanyol en 2012 y dejó buenas sensaciones, pero no despertó el interés de ningún club y volvió al Inter por la puerta de atrás.

 

El brasileño pasó desapercibido durante su estancia en el Espanyol.

 

16 partidos, 5 goles y un papel preponderante en el renacimiento de un Espanyol que coqueteó con Europa hasta el final de Liga. Un papel más que digno para un joven de 19 años que llegaba a préstamo desde el Inter, pero demasiado poco para que los grandes de la Liga se fijaran en él y decidieran intentar su fichaje.

Su actuación, bastante buena, no fue vista como una muestra de lo que estaba por venir por ningún ojeador y fue el Liverpool el que le terminó sacando de un Inter que no lo quería apenas un año después, en enero de 2013.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here