Desde la sede de prensa del Ministerio Público (MP), el fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que fueron imputados por homicidio calificado en grado de complicidad los hermanos Guillermo y Natalia Améstica, tras el caso de la muerte del rapero venezolano, Tirone José González Orama, mejor conocido como «Canserbero«, así como a Carlos Daniel Molnar.

“Los últimos hallazgos nos hacen revelar la tesis del homicidio-suicidio y se está imponiendo la tesis del asesinato por motivos económicos en contra de Tirone”, sostuvo el fiscal, asimismo destacó que en el hecho participaron seis personas, de las cuales tres fueron identificadas y tres quedan pendientes por descubrirse, y a las primeras tres se les revocó la medida de arresto domiciliario ante el riesgo de fuga.

 

 

Precisó que intentaron responsabilizar a Canserbero para cerrar el caso, pero el MP continuó con las investigaciones y actualmente, los privados de libertad están recluidos en la sede del Comando Nacional Antiextorsion y Secuestro (CONAS).

El fiscal señaló que se solicitó el pasado jueves y fue acordada, orden de aprensión contra el ciudadano Marcos Pratolongo, por los mismos delitos, y se descarta la tesis del homicidio suicido, así como se deja de un lado la teoría que padecía de esquizofrenia.

 

LEE TAMBIÉN: Revisan avances y logros en Ciencia y Educación durante 2023

 

“Las experticias establecieron que Canserbero recibió al menos un golpe con un objeto contundente que no se corresponde con el lado en el que su cuerpo cayó. El lado derecho y de espaldas, y tuvo las fracturas correspondientes a esa caída, pero adicionalmente tuvo un golpe en la parte frontal de la mandíbula y pómulo, que no se corresponde con la caída“, enfatizó.

Ante los hechos ocurridos, el fiscal manifestó que afortunadamente la familia fue muy persistente y nunca aceptó esa tesis de que Tirone tenía alguna enfermedad mental.

 

Ciudad Valencia / VTV