“Chávez en clave feminista” por María Alejandra Rendón Infante

0
287
María Alejandra Rendón Infante-Nos (Otras)-Chávez feminista
“Al mundo debemos salvarlo, pero al mundo no podemos salvarlo sólo los hombres. ¡Sin participación de las mujeres no hay mundo posible!; ¡sin ellas no habrá paz, libertad, ni futuro!”.
Hugo Chávez

 

A pesar de que la lucha feminista y el movimiento de mujeres, heterogéneo, pero consistente en sus principios, tiene más de dos siglos de lucha sostenida por la conquista de sus derechos, la entrada del presente milenio trajo consigo importantes cambios socio-políticos y culturales a favor de una igualdad sustantiva en materia de derechos que en otrora eran impensables.

Cabe destacar que el siglo XX fue un tramo definitorio y en éste se dan vuelcos importantes para que hoy gocemos de derechos fundamentales que han permitido que podamos sufragar, educarnos, acceder al empleo, conducir y poder suministrarnos condones y píldoras anticonceptivas, por nombrar unos cuantos. Cientos de  miles de mujeres escribieron páginas notables y lucharon febrilmente por la emancipación plena. Muchos de sus propósitos y desafíos aún están vigentes.

 

FEMINISTA-CHÁVEZ 2

En Venezuela existe, desde el siglo pasado, una tradición de lucha importante que ha traído consigo la confección (al menos el intento) de modelos que sean cada vez más justos para las mujeres. El sufragio, así como derechos humanos y civiles, fueron los vértices de esa proclama común. Estos insuficientes, pero necesarios adelantos, se debieron al trabajo, estudio, organización y movilización ininterrumpidos de las mujeres feministas en procura de un nuevo paradigma emergente, teniendo a la paz y la justicia como cimientos ideológicos.

Es así como un contingente enorme de mujeres venezolanas han protagonizado, por más de un siglo, acontecimientos históricos de gran valor para que hoy día podamos hablar de derechos y para tener presente, también, los objetivos pendientes por materializar. Fundamentalmente el de seguir construyendo una sociedad en la que gocemos de plenos y absolutos derechos en cada uno de los aspectos que instituyen nuestra vida social, tanto pública como privada.

También las mujeres se adicionaron, sumamente comprometidas en las luchas revolucionarias de todo tipo y en todas las épocas,  tanto en el país, como en todo el continente y el mundo, aunque la historia insista en sus anonimatos y formen parte de una cultura silenciada. Han sido, desde siempre, forjadoras del mundo conocido y eso ahora adquiere más visibilidad gracias a los estudios y las nuevas perspectivas para abordar las ciencias, las literaturas, la historia remota y reciente.

 

FEMINISTA-CHÁVEZ 2

 

Es necesario decir que nuestra lucha adquiere un importante pivote en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada por mayoría a través de un referéndum, hecho sin precedentes en nuestro país. De ella se desprenden valiosos principios que constituyen un hecho también inédito; se introducen elementos que antes eran anhelos: el reconocimiento del trabajo doméstico, el lenguaje no sexista,  derechos sociales y civiles, por ejemplo, que antes no formaban parte de nuestra Carta Magna.

La igualdad de género encuentra allí las bases para tejer una construcción orgánica sólida como garantía de avance. Con Chávez dispuesto y la lucha popular diversa de las mujeres señalando el rumbo, se estaba ante un favorable clima para la transformación continua y profunda de nuestra organización social y de la  cultura como herramienta necesaria para lograrlo.

 

FEMINISTA-CHÁVEZ 2

Figuras relevantes de la lucha feminista han y siguen conquistando la palestra para, codo a codo, dirigir los cambios importantes que tienen lugar en esta época. No lo han hecho solas, sino con una amplia base de apoyo popular de mujeres  que hacen parte del debate sostenido y la construcción de espacios para promover y materializar fórmulas que garanticen esa igualdad sustantiva, ésa capaz de alcanzar a todas en  sus realidades,  particularidades y  construcciones colectivas.

Es en la era de Chávez que comienza a introducirse una nueva visión paradigmática, y ello se debe a su honesto y sincero apoyo a muchos movimientos; en particular al de mujeres, de eso no hay la más mínima duda; levantó con convicción y orgullo nuestras banderas. Surge, con su absoluto respaldo, un nuevo esquema institucional en el que la equidad de género comienza a transversalizar gradualmente la política pública, partiendo de un principio fundamental abrazado por Chávez:

 

“Para ser socialista, primero hay que ser un auténtico feminista”. H. Chávez

 

La era de Chávez constituye un salto cualitativo enorme que permite un poderoso avance de las mujeres y de las luchas feministas. Se materializó en leyes, planes, programas  e instituciones nacidas al calor del diálogo   y  debates amplios, a lo largo y ancho del país. Chávez celebró cada hecho y fue parte de esas conquistas. En primer lugar porque era un revolucionario a carta cabal dispuesto a transformarlo todo en favor de la justicia y, en segundo lugar, no menos importante, permitió el continuo acompañamiento con humildad, respeto y sobrado amor; es decir, comprendió que a nosotras correspondía, por primera vez, asumir la vanguardia para transitar con éxito ese camino en el que hoy nos mantenemos: construir el Socialismo feminista:

 

“Mujeres venezolanas, sigan ustedes asumiendo el papel de vanguardia de la construcción de la revolución socialista, que es el camino a la vida de la patria”. H. Chávez.

 

Chávez, con sensibilidad modestia y  su aguda critica, comenzó a formarse, a estudiar, a hablar con las mujeres de su realidad, sus dolores y sus dramas, también se nutrió de sus fundamentos políticos, epistemológicos y filosóficos. Escuchó con atención a las poseedoras de ese clamor y se comprometió de manera honesta con los propósitos más urgentes, asumiendo la  carga histórica y la complejidad  que reviste al sistema de relaciones que, desde hace milenios, les mantiene oprimidas de manera particular.

Chávez permitió que, desde distintas trincheras, las mujeres hablaran de sus realidades, se reconocieran como parte del proyecto bolivariano  y fundaran espacios  significativos para un cambio social acelerado en beneficio de la mayoría, con énfasis en la mujer pobre, la mujer obrera y la mujer marginada por distintas condiciones:

 

“Las mujeres son las que más sufren la pobreza. Las mujeres son las que más sufren la miseria. Por eso es que yo soy feminista y apoyo a las mujeres en su revolución de liberación, de igual, igualdad, igualdad de género” H. Chávez.

 

Asimismo, diseño junto al movimiento feminista, una política de atención social con acento especial en las mujeres: vivienda, salud, educación gratuita a todo nivel y el Sistema de Misiones y Grandes Misiones, potenciaron la transformación  de la realidad de muchas de ellas. Fue Chávez el que prestó atención a cada una de sus demandas.

 

Estas y muchas otras razones hicieron que la gran masa de  mujeres se re-politizara, se juntara, se reconociera, hasta el día de hoy,  como sujeta política imprescindible y se incorporara masivamente en los espacios de construcción política hasta ser la mayoría que hoy siguen siendo, pues  constituyen actualmente la base de apoyo más amplia con la que cuenta la Revolución Bolivariana desde sus inicios. Han integrado cada espacio y sostenido en sus hombros las coyunturas más difíciles. Tanto Chávez como Nicolás han reconocido ese esfuerzo:

 

“No habría revolución sin mujeres, no habría proceso social alguno sin la participación de las mujeres. Por eso, una de las grandes batallas sociales, morales e ideológicas de nuestra revolución, es lograr que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde”. H. Chávez

 

El proceso de cambio que inaugura Chávez ha sido y es de gran valor para la lucha de las mujeres. Ha venido permitiendo que la mayoría de estas cuenten con un sistema integral de protección que salvaguarde sus derechos. Ellas, las mujeres, solícitas, han atendido, desde el primer momento, ese llamado para construir la sociedad  nueva, esa que solo será posible si acaba de raíz con todas las formas de opresión, incluyendo al patriarcado como sistema.

 

LEE TAMBIÉN: TU PAREJA TE AYUDA… ¡QUÉ AFORTUNADA!

 

 

Las mujeres tenemos mucho qué decir y qué escribir sobre Chávez, tenemos mucho por reconocer a su gestión de gobierno y este pliego, claro está, resulta insuficiente.  Seguiremos escribiendo las páginas más memorables de nuestra historia, seguiremos insistiendo fervorosamente en este camino hacia la justicia, el amor,  la igualdad, la solidaridad, la autodeterminación, la soberanía y la paz.

 

Las mujeres, yo las vi, preso, cómo tienen coraje para luchar cuando de verdad se enamoran de una causa”. H. Chávez.

 

Ha sido en revolución en avance más significativo de las mujeres venezolanas. Aunque aún queden puntos de agenda sin desarrollar y una deuda considerable en materia de justicia, reconocemos que es éste, y no otro escenario, el que hará posible la cristalización de nuestros más encomiables objetivos. Las mujeres juntas, seguiremos avanzando por ese sendero, convencidas de que un mundo sin la expresión cultural de machismo opresor y las distintas formas de violencia, es posible.

 

“Las mujeres, y no estoy exagerando, van a salvar al mundo”. H. Chávez

 

***

 

María Alejandra Rendón Infante (Carabobo, 1986) es docente, poeta, ensayista, actriz y promotora cultural. Licenciada en Educación, mención lengua y literatura, egresada de la Universidad de Carabobo, y Magister en Literatura Venezolana egresada de la misma casa de estudios. Forma parte del Frente Revolucionario Artístico Patria o Muerte (Frapom) y es fundadora del Colectivo Literario Letra Franca y de la Red Nacional de Escritores Socialistas de Venezuela.

PREMIOS

Bienal Nacional de Poesía Orlando Araujo en agosto de 2016 y el Premio Nacional de Literatura Stefania Mosca 2019 en poesía.

PUBLICACIONES

Sótanos (2005), Otros altares (2007), Aunque no diga lo correcto (2017), Antología sin descanso (2018), Razón doméstica (2018) y En defensa propia (2020).

 

Ciudad Valencia