«Cronistas» por Luis Alberto Angulo

0
73

Los cronistas del rey escriben para la corona. Los cronistas de indias  fueron cronistas reales, con nombramiento y sueldo. Constituían las redes informativas de su tiempo. Las monarquías se nutrían con la información que estos les proveían y su papel estaba claro desde el principio.

Se suponía que eran observadores objetivos que contaban lo que veían. Sin embargo, lo que vieron se les metió en el alma y también modificó sus percepciones. No podían ver sino con los ojos de su tiempo y el de sus historias personales; contaron lo que podían contar, muchos fueron testigos de excepción y con ellos se dio inicio a la mirada insaciable del viejo mundo europeo sobre lo que luego fortuitamente llamaron América.

 

Diplomado de cronistas

 

Los cronistas se constituyeron como cronistas reales, informantes y súbditos de la corona en cada una de las etapas de la relación entre la metrópoli y las nuevas tierras. Los viajes, “el descubrimiento”, la avanzada, la conquista, la guerra de sometimiento de Europa al “Nuevo continente” fueron contados por estos cronistas, que  ciertamente resultaban más significativos a los modernos corresponsales de guerra.

Sus escrituras dieron inicio a una recia literatura, a una nueva “cosmovisión”, de la misma forma como las riquezas extraídas al nuevo mundo, a sangre y fuego, le crearon una nueva economía a Europa y al mundo “conocido”.

 

profesores-cronistas
De izq. a der.: Profesores Eduardo Rivero, Ángel García González, Reynaldo Pérez Só y Giovanni Amador.

 

Hubo cronistas de la invasión, de la conquista y de la colonia. La guerra de la independencia también tuvo sus cronistas y una manera de escribirla y pensarla que estimuló la beligerancia.

Simón Bolívar andaba, por donde marchaba, luchando, con una imprenta sobre el lomo de unas mulas; él sabía de la lucha de las ideas y del mundo de las representaciones simbólicas, de ese todo  antropológico de la cultura; por algo se ganó para la historia el título inmenso de Libertador, el único que le importó y quiso.

De su escritura surge una nueva crónica que no es ya la de los Reyes, sino la crónica de la libertad.

 

cronistas-diplomado-MUVA-Dasilva-Trujillo
De izq. a der.. cronistas Miguel Da Silva, Dr. Calzadilla Arreaza y Antonio Trujillo.

 

Como expresó alguna vez el ensayista Alberto Rodríguez Carucci: “Quizás el matiz necesario pudiera estar en el sentido crítico y emancipatorio, americanista e incluso antiimperialista que adoptó la crónica periodística de finales del siglo XIX, dentro de las proyecciones modernistas de José Martí, Rubén Darío, Vargas Vila,  Rodó, que abrieron cauce al siglo XX”.

 

LEE TAMBIÉN: “DIPLOMADO DE CRONISTAS COMUNALES” POR ÁNGEL OMAR GARCÍA GONZÁLEZ

 

Sin embargo, un viejo rezago colonial, conservado como herencia en la estructura municipal de la tradición hispánica, continúa hoy concibiendo al cronista como expresión de un nuevo poder ultramarino, que niega la autonomía de los pueblos y su derecho a ser sujetos de su propia historia, imponiendo el tutelaje ideológico y adhiriéndose a las fuerzas más conservadoras y recalcitrantes de la sociedad.

 

Luis Albero Angulo-Cronistas-Sábado-Antonio Trujillo
El poeta y cronista Antonio Trujillo, director de la Revista Nacional de Cultura.

 

La iniciativa del cronista y poeta Antonio Trujillo de desarrollar diplomados de Cronistas Comunales ha tenido una enorme repercusión en el país. Un auténtico enfoque descolonizado de la actividad de la crónica. Recientemente concluyó uno de esos maravillosos diplomados en Valencia, coordinado por Miguel Da Silva y Pedro Téllez, avalado por el Centro Nacional de Historia, la Revista Nacional de Cultura, y el Museo Arte de Valencia (MUVA), junto con otras instituciones.

 

Diplomado de cronistas
Dr. Alexander Torres Iriarte, presidente del Centro Nacional de Historia.

 

El profesor Ángel García González hizo una amplia reseña de este acontecimiento cultural por las páginas de Ciudad Valencia bajo el título “Diplomado de Cronistas Comunales”, que seguramente él, junto con otros historiadores y aspirantes a cronistas, continuarán desarrollando, a los fines de develar al público lector de este medio el justo alcance de una propuesta como la que de allí se desprende.

 

***

 

Luis Alberto Angulo [Rivas]. PoetaNació en Barinitas, estado Barinas (1950). Reside en Valencia desde hace cincuenta años. Es autor de los libros de poesía Coplas de la edad ligera (2021), Antología del decir (2013), y La sombra de una mano (2005), publicados por Monte Ávila Editores Latinoamericana, así como de Fusión poética (2000) en la Universidad de Carabobo, institución en la que obtuvo el Primer Premio del IV Concurso Internacional de la Revista Poesía.

También es premio nacional de poesía Dr. Francisco Lazo Martí. Ha publicado selecciones poéticas de San Juan de la Cruz, Miguel Hernández, Enriqueta Arvelo Larriva, Ana Enriqueta Terán, Lubio Cardozo y Ernesto Cardenal, y la antología Rostro y poesía, Poetas de la Universidad de Carabobo.

Es coautor de las compilaciones: El corazón de Venezuela, patria y poesía, y de Poetas venezolanos en solidaridad con Palestina, Iraq y Líbano.

Fue director de la Revista Zona Tórrida (UC) y de REDVE (Red Nacional de Escritores de Venezuela).

 

Ciudad Valencia