Científicos descubrieron en el Hell Creek Formation de Estados Unidos un monstruoso pollo (Dinosaurio) que pesaba aproximadamente 78 kilogramos (172 libras).

Esta nueva especie, bautizada como Eoneophron infernalis, es un testimonio de la diversidad de dinosaurios caenagnátidos en el ecosistema del Hell Creek justo antes del impacto del asteroide de Chicxulub, que desencadenó la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno.

La teoría de que los dinosaurios ya estaban en declive antes del impacto del asteroide ha sido objeto de debate, y este descubrimiento proporciona una nueva perspectiva.

Eoneophron infernalis se describe solo a partir de una extremidad posterior, pero los investigadores han identificado suficientes diferencias con otras especies conocidas para afirmar con confianza que es una nueva especie.

 

Dinosaurio infernalis

El nombre de la especie, “infernalis“, proviene del latín para “infierno”, mientras que el nombre del género, Eoneophron, combina el griego antiguo “eo“ que significa “amanecer” y el nombre del buitre egipcio, Neophron, conocido como el “pollo del faraón“. Este descubrimiento destaca la diversidad morfológica y la posible presencia de hasta tres taxones diferentes de caenagnátidos en el ecosistema del Hell Creek Formation.

 

Los investigadores sugieren que la ecología de los caenagnátidos aún es poco comprendida, pero Eoneophron infernalis amplía el rango de variación morfológica dentro de la familia. Este hallazgo sugiere que la diversidad de los caenagnátidos en Laurasia permaneció en gran medida estable hasta la extinción del K-Pg, siendo componentes exitosos de los ecosistemas hasta ese fatídico evento.

Este estudio, publicado en PLOS ONE, arroja luz sobre la vida y la diversidad de los dinosaurios en el período previo a la extinción y ofrece una ventana al fascinante mundo de estas criaturas prehistóricas.

 

TE PODRÍA INTERESAR LEER ESTO: COSAS QUE NO SABÍAS SOBRE TÚ CEREBRO

Ciudad Valencia / VTV