Chicago

El espíritu de los Mártires de Chicago, asesinados por fuerzas policiales cuando exigían mejores condiciones laborales, revive cada 1º de mayo con la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, fecha que evoca las luchas históricas del movimiento obrero mundial.

 

La celebración, que data del año 1887 tras el acuerdo surgido en el Congreso de la Primera Internacional, ocurrido en Ginebra, en Suiza, se originó en Estados Unidos (EEUU) a raíz de una huelga general convocada por trabajadores de la ciudad de Chicago bajo la consigna «Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa».

 

Chicago

El paro laboral se extendió durante dos días. Al segundo día, sin previo aviso, las fuerzas policiales procedían a disparar, dejando seis víctimas y decenas de heridos.

 

Posteriormente, se realizó una concentración en la plaza de Haymarket Square a la que acudieron cerca de 20.000 personas, quienes terminaron envueltos en una intensa represión perpetrada por 180 funcionarios.

 

 

En medio de la reyerta, estalló un artefacto explosivo entre los policías, ocasionando la muerte de un efectivo y varios heridos. El suceso provocó que el resto de los funcionarios abriera fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número desconocido de trabajadores.

Ante ello, se declaró un toque de queda en Chicago, produciéndose en los días sucesivos múltiples detenciones de trabajadores, quienes fueron señalados como presuntos responsables de los disturbios. De 31 detenidos, finalmente 8 fueron condenados de ser enemigos de la sociedad y el orden, aunque no pudo comprobarse nada en su contra.

 

 

Venezuela, patria obrera

En Venezuela, el Día Internacional del Trabajador se estableció en 1945 durante la presidencia de Isaías Medina Angarita, pero, a diferencia de la IV República, donde la clase obrera sufrió los embates de las políticas de corte neoliberal aplicadas por gobiernos puntofijistas, destinadas al desconocimiento de sus demandas y derechos laborales; la Revolución Bolivariana avanzó en materia de igualdad y justicia social al proteger a los trabajadores y a su núcleo familiar.

 

 

La Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), que entró en vigencia el 7 de mayo de 2012, es una de las conquistas más importantes del proceso revolucionario, dado que reivindicó las luchas de los movimientos obreros al implantar una nueva cultura en función del desarrollo nacional.

 

A razón de la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, este miércoles se realizará una movilización desde la autopista Valle-Coche, a la altura de Longaray, hasta el Palacio de Miraflores en defensa de las conquistas laborales alcanzadas en Revolución.

 

 

Leer más: Por María Alejandra Díaz: Administración de las migajas

 

 

 

 

 

Ciudad VLC/AVN 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here