Docencia amena - En recuerdo del Che y ese fenómeno visto en Carabobo

porsiempreche@heroico.com.- El lunes 9 de octubre pasado se cumplió el 50º aniversario de la desaparición forzosa de quien encarnó la dignidad de los pueblos de América en el siglo pasado, Ernesto Che Guevara, luego de ser emboscado, torturado, asesinado, mutilado y sus restos dejados en una fosa común tras darse su última confrontación en territorio boliviano, con tal de devolver al campesinado la tierra para el trabajo agrícola y ganadero en manos de los terratenientes y que se enfocaba en un proyecto continental denominado ELN (Ejército de Liberación Nacional de Bolivia). Eso ocurrió específicamente en la Quebrada del Churo.

 

Sobre el guerrillero heroico, como también se le conoce dentro de los movimientos sociales de izquierda, se teje un sinfín de historias que lo enaltecen pero hay quienes lo satanizan como hombre oscuro (sanguinario, terrorista, entre otros) todo para restar méritos a la Revolución Cubana y sus principales actores.

 

En el caso que atañe al Che Guevara vemos cómo, por el simple hecho de fumar tabaco, se le asocia al plano mágico-religioso, cosa muy ajena a la verdadera razón que lo llevaron a disfrutar de los habanos. Se sabe el argentino-cubano padecía de asma desde los dos años de edad pero su adicción a los puros fue en el transcurso de los últimos diez de su vida (1957-1967) lo que hizo de su ataques pasaran a un plano menor.

 

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

 

Como dato extra, es bueno se maneje que la disnea es esa sensación de falta de aire mientras la sibilancia es ese silbido o quejido en la boca y el tórax de quienes luchan por respirar.  Según el «Diario de Bolivia», autoría del propio Guevara, tanto él como sus compañeros el encendido de tabacos obedecía principalmente para ahuyentar los mosquitos y demás insectos.

 

Pero para el Che Guevara el tabaco representó un estilo de vida que le hizo recobrar la confianza en sí mismo, pues los efectos de la nicotina que llegaban a la sangre vía mucosidad de la boca aumentaba la adrenalina y disminuía su ansiedad.  A diferencia del cigarrillo, el humo de tabaco y de pipa se devuelve al momento de ser absorbido por los pulmones.

 

De este modo damos un pequeño aporte, entre varias que se conocen, en torno a la vida de este singular personaje en conmemoración de su fallecimiento, no sin antes recordar las orientaciones a bien por parte de quienes tengan ese pequeño “impulso” hacia el tabaco.

 

fenomenorevolucionario@encarabobo.com.- Luego de conocida la magnitud en cada una de las concentraciones que se dieron en la entidad antes del cierre de campaña en torno a la candidatura del economista porteño Rafael Lacava, todo hace suponer que Carabobo anda animado a recobrar su sitial de potencia industrial.

 

Pero para que realmente se vea tal muestra de lo que una vez fue y que en un futuro debería serlo nuevamente, eso sí, bajo otros sistemas de desarrollo, operación y control, es conveniente este nuevo liderazgo que emerge en medio de una de las situaciones más difíciles que hayamos atravesado en lo político, económico y social, se tome en cuenta la disponibilidad del pueblo. El mismo que anda resteado con la revolución y que está dispuesto a demostrar que las crisis no son más que etapas a ser superadas.

 

Obviamente se necesita de cerca a representantes gubernamentales que se les vea trabajar con ahínco y pasión, sin tanta verborrea. El Carabobo que queremos merece ser atendido desde los espacios educativos donde se enseñen a los niños a ser ciudadanos honrados y trabajadores, a ser íntegros desde todo punto de vista de la acción participativa y protagónica, en donde los sueños y anhelos sean alcanzables en una región que lo ofrece todo. En pocas palabras, el fenómeno revolucionario en Carabobo no puede quedar solo en los llenazos previos a las regionales de este 15 de octubre de 2017, en espera de un único liderazgo lo resuelva todo desde una tarima. El compromiso es múltiple. Por eso el ánimo a que la llama del accionar patrio parta desde los espacios educativos.

 

inclusiónalavista@detodos.com.- Nos llega información de jóvenes conocidos, básicamente estudiantes de los últimos años de estudio de bachillerato, que están siendo incorporados al Plan Chamba Juvenil. Dicho programa del Gobierno Nacional lleva como objeto que parte de la población, entre 15 y 35 años de edad, tenga acceso a un oficio en el que posteriormente sea productiva y de esta manera corresponderse con una preparación con la que pueda defenderse en la vida.

 

Sin duda alguna un gran acierto del proceso revolucionario que mantiene sus políticas de inclusión en medio de una lucha sin cuartel ante la especulación, inflación y la usura de sectores enemigos al pueblo. Los sujetos de atención, como así están clasificados los grupos a ser tomados en cuenta para el registro son: Jóvenes universitarios desocupados, jóvenes no escolarizados, madres solteras y jóvenes con carga familiar y jóvenes en situación de calle.

 

De verdad un gran esfuerzo humanitario por rescatar a tanto chamos que han tenido que sufrir las consecuencias de un modelo económico rentista y de cúpulas empresariales que no han aceptado que la pobreza se erradica es con inclusión y oportunidad hacia los sectores más desasistidos.

 

En tal sentido el Inces ha preparado un grueso importante de jóvenes que ya han sido llamados por importantes empresas del Estado. Frente a eso, los vicios y esas viejas costumbres de ‘estudiar para alcanzar estatus’ en vez de utilidad al conocer oficios de manualidades han causado un terrible daño a esa generación de relevo.

 

Un caso muy parecido a lo que hoy en día es la terrorífica página de Dólar Today para los comerciantes y lo que viene siendo el juego de la lotería de los animalitos hacia los chamos y no tan chamos que andan desocupados pendiente de un “golpe de suerte”.

 

 

Brígido Daniel Torrealba

bridator2@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here