«EEUU, al borde de la desgracia» por Luis Manuel Colmenares

0
319

Estados Unidos (EEUU) parece que solo es portador de malas noticias desde que inició la guerra en Ucrania.

En esta oportunidad quiero destacar una noticia que pasó sin la atención debida, me estoy refiriendo al comunicado de la Casa Blanca que fue publicado el día: 06 de junio de 2022.

En dicho comunicado el Presidente Joe Biden declara: “Múltiples factores amenazan la capacidad de EEUU para proporcionar suficiente generación de electricidad para satisfacer la demanda esperada de los clientes”.

 

El documento expone cuales son los factores que amenazan al gigante americano energéticamente hablando, entre los que destacan las interrupciones en los mercados energéticos causadas por la actual guerra en Ucrania y los cambios meteorológicos extremos producidos con frecuencia en los últimos tiempos.

El gobierno de Joe Biden le propuso a las empresas del sector hacer una planificación anticipada para poder responder ante esta situación y cumplir con la demanda ciudadana.

Me parece de mal gusto que el gobierno estadounidense proponga esta idea cuando es el gobierno de este país quien prolonga el conflicto en Ucrania, enviando armas y dinero al gobierno ucraniano.

 

El comunicado recuerda que, la energía solar se encuentra entre las fuentes de nueva generación eléctrica de más rápido crecimiento en EEUU. Claramente el gobierno está pidiendo que se aumente exponencialmente su uso.

También señala que en los últimos años el país no ha podido importar módulos solares suficientes para garantizar las adiciones de capacidad solar necesarias que contribuyan a lograr sus objetivos climáticos y de energía limpia, asegurar la adecuación de los recursos de la red y ayudar a combatir el aumento de los precios de la energía.

Esto no debe sorprender a nadie porque hay que recordar que ese país se retiró formalmente del Acuerdo de París en el año 2020, bajo la presidencia de Donald Trump. El Planeta sigue y seguirá pagando esta terrible decisión del ex Presidente Trump.

Si retrocedemos en el tiempo llegamos al año 2021, año en que ocurrió la crisis energética de Texas donde todo el estado se quedó sin suministro eléctrico en pleno invierno por tres días afectando alrededor de 4 millones de personas, según The New York Times.

Por otra parte el informe del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Texas reportó 246 muertos totales durante la tragedia. Es importante destacar que el apagón fue causado por frecuentes tormentas de nieve, lo que trajo como consecuencia unas temperaturas gélidas que ocasionaron el apagón.

Esto ocurrió en el 2020, mucho antes de la puesta en marcha de la Operación Especial, iniciada por la Federación de Rusia para garantizar su seguridad y lamentablemente ha mutado a una guerra inesperada.

 

La situación energética de Estados Unidos ha venido empeorando progresivamente con el trascurso del tiempo, pero sí cruzamos el Océano Atlántico y nos ubicamos en Europa, específicamente en España nos daremos cuenta que la situación no es nada alentadora, todo lo contrario es peor.

En España encender la luz y la calefacción es un lujo para el 11% de los hogares españoles, según un estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA); el 11% representa 5,1 millones de personas.

«Esta crisis energética es mucho mayor que las crisis del petróleo de los años setenta y ochenta. Y probablemente durará más», dijo Fatih Birol, jefe del comité de vigilancia de la Agencia Internacional de la Energía, en una reciente entrevista publicada en Der Spiegel.

Los gobiernos europeos y estadounidense son conscientes de la situación energética mundial, pero más importante es dividir a Rusia con el fin de anular su actual poder geopolítico como le sucedió a la Yugoslavia socialista.

Mientras los gobiernos sigan apoyando a Ucrania la situación energética del mundo va a seguir empeorando.

 

DEL MISMO AUTOR: «SÚPER BIGOTE, CRÓNICA DE UN IMPOSIBLE», POR LUIS MANUEL COLMENARES

 

Luis M. Colmenares / Ciudad Valencia