las huellas de tus sandalias

Hoy te mostramos los mejores trucos para quitar de forma rápida y sencilla las manchas de huellas de tus sandalias y que queden como nuevas.

 

Son sencillas maneras de eliminar esas huellas de tus sandalias para que te queden como nuevas.

 

1. Sandalias de gamuza

Para limpiar las sandalias de gamuza hay un truco específico. Se trata del papel de lija, con el que conseguirás unos resultados increíbles e inmediatos, dejando tus sandalias en perfecto estado.

2. Sandalias de cuero

Podemos usar bicarbonato de sodio para limpiar las sandalias de cuero, pero si es cuero tratado tendremos que retirarlo con un trapo humedecido con agua y vinagre. Esta mezcla hará maravillas con este material.

El bicarbonato requerirá un día entero para hacer su trabajo antes de retirarlo. Además, es recomendable usar una bola de papel de periódico dentro de las sandalias de cuero para que absorba la humedad antes de utilizarlas.

 

3. Sandalias de agua

La mayoría de estas sandalias de plástico o chancletas se pueden meter en la lavadora y no requieren de otros cuidados más que aplicar un desodorante cuando estén secas. Otra opción eficaz es pulverizar unas gotas de árbol del té a las sandalias de agua, pues sirve como fungicida y elimina el mal olor.

4. Sandalias de corcho

Limpiar las sandalias de corcho es muy fácil. Necesitarás agua caliente, un cepillo de púas y jabón natural específico para limpiar el corcho, mejor si es artesanal.

Unta las sandalias con el jabón humedecido con agua caliente. Luego, moja el cepillo en agua y frota la suela de corcho con cuidado de no dañarlo.

Cuando termines, enjuaga con agua fría las sandalias de corcho y comprueba el resultado. Si lo consideras necesario, repite todo el proceso que, además, acabará con el mal olor. Por último, pon las sandalias a secar y no las uses hasta que estén secas por completo.

 

LEE TAMBIÉN: AQUÍ TE COMPARTIMOS 5 TRUCOS PARA RECUPERAR TUS BOLÍGRAFOS SECOS

 

Ciudad Valencia / El Español