Enfermeras de Canadá protestan... te sorprenderá la razón

Otra nación que pretende dar lecciones de alta política, sumando al ya desafinado concierto de países que pretenden enseñar a Venezuela sobre administración de servicios públicos y de protección social, es Canadá, pero si de un examen escolar se tratara, sin duda alguna el resultado dejaría mucho que desear.

 

Esta vez, por absurdo que parezca –y si que lo parece realmente- le tocó protestar al gremio de las enfermeras por no poder pagar las medicinas de algún tratamiento médico por sencillo que éste sea.

 

Una asociación de enfermeras canadienses, realizó una denuncia solicitando al gobierno mayor cobertura en la distribución y aumento de los subsidios en cuanto a los medicamentos. Aclarando que la medicina en Canadá es la más cara del mundo, dejando a sus ciudadanos desprotegidos por no poder subsanar los gastos farmacológicos necesarios para sustentar la salud.

 

Enfermeras de Canadá protestan... te sorprenderá la razón

 

TE PUEDE INTERESAR: FARMACÉUTICAS AMASAN FORTUNAS A EXPENSAS DEL DOLOR DE LAS FAMILIAS 

 

En Canadá, solo las personas con seguros médicos especiales logran adquirir los medicamentos necesarios para sanarse, mientras que la mayoría de los enfermos no logra pagar los tratamientos médicos y mueren.

 

Según un informe de la Federación Canadiense de Enfermeras, cientos de canadienses mueren cada año debido a los altos costos de los medicamentos recetados, -que a fin de cuentas no pueden pagar-, por lo que denuncian y solicitan desesperadamente al gobierno de Canadá, tomar cartas en el asunto.

 

Muerte en macabras cifras

El informe realizado por la federación de enfermeras de Canadá arroja como resultado anual, 370-640 muertes prematuras por cardiopatía isquémica, 270-420 muertes prematuras de canadienses en edad de trabajar con diabetes y 550-670 muertes prematuras por otras causas entre los canadienses en edad de trabajar.

 

Es por ello que la doctora Ruth Lopert, partícipe del informe antes descrito, declaró que  “Siempre es mejor tener una medición directa, pero eso puede llevar años y no se ha hecho” por la dificultad de tener medidas directas para solucionar los efectos de la farmacopea en Canadá.

 

“No estamos sugiriendo por un momento que estos números sean precisos. Son estimaciones, pero preocupantes”, expresó Lopert.

 

Mientras que en Venezuela el gobierno bolivariano hace arduos esfuerzos para cubrir las necesidades del pueblo, aún con el bloqueo impuesto por EE.UU. y sus aliados comerciales, Canadá navega entre un sistema de salud prácticamente privatizado y reservado solo para los pudientes.

 

 

José Becerra/Ciudad Valencia 

Deja un comentario