“Éxodus de Roldán Montoya” por Luis Alberto Angulo

0
96

Los poetas Velimir Jlebnikov, ruso, y el venezolano Rafael José Muñoz (1928-1981) autor de El círculo de los tres soles (1968), son los únicos que desarrollan en su tiempo una obra donde puede resultar familiar la poesía de Roldán Montoya Deceda, el poeta Mayo, nacido en el estado Mérida pero vinculado a Barinitas (estado Barinas) donde lo conocí hace más de medio siglo con sus padres Vicente Montoya y America Deceda, así como a sus hermanos: Vicente, Gregorio, Alejandrina, José, Rubén y Vladimir.

 

Éxodus-libro-Roldán Montoya

Quiero decir así, de alguna forma, que su trabajo poético no tiene parangón en la poesía de su generación, que corresponde a la de los ’80 en Venezuela. Él estuvo vinculado al grupo Laurel de Mérida donde estudió Letras en la ULA, asimismo al grupo Talión de Valencia, y cercano, pienso, a Zaranda de San Cristóbal. La suya es una obra compleja cuyos elementos de análisis también resultan de difícil comprensión para la crítica plana e impresionista a la que generalmente estamos sometidos en nuestras limitaciones teóricas y que han impedido un verdadero acercamiento a su singular trabajo y a la compresión general de un inmenso caudal de la poesía en Venezuela.

No se trata solo, como se dice convencionalmente, de algo “experimental”, porque como lo aclara en su Adaggia el poeta estadounidense Wallace Stevens, en realidad, toda poesía es, en sí misma, experimental.  Se trata de una propuesta en la que la palabra ha recuperado el valor absoluto de nombrar, más allá incluso de la convención social que la hace posible como elemento de comunicación. Pero en absoluto es un caso de moda literaria, de escritura desordenada o del barroco rebuscado, y la confusión mental del lenguaje descrita por la siquiatría. Se trata entonces de un auténtico hallazgo poético el que Roldán Montoya nos ofrece en sus tres libros publicados.

En su firmeza por mantenerse en su hallazgo sin hacer concesiones, el poeta ha sacrificado todo. Roldán es un poeta solitario de contenida voz y profundo canto, amante de la naturaleza y tocado hondo por los grandes problemas de la existencia. De su reciente libro publicado hay fragmentos como estos que en mi continúan resonando como campanadas:

 

Éxodus-libro-Roldán Montoya

“Sobre el polvo de las salvajes calles 
sobre las siluetas pasajeras de un mayo pasajero
la misma melodía extrañada y herida.”

 

*

 

“Todo está hecho de letanías
todo edificado con piedras acusadoras
porque fieras se han vuelto las horas
y fiera la historia repetida en las treguas
que permiten perseguidos instantes indefensos.”

 

*

 

“el testimonio yace en la roca con sus signos con sus dibujos y en la efímera arena que pisaremos mañana».
“A la memoria de aquellos
que nunca regresaron.”

 

TRES TEXTOS DE ÉXODUS

 

1
En la casa del tiempo rumbo a la fábula de las fábulas donde resuenan los éxitos figurativos de notorias imaginaciones el hondo vacío izquierdo por dentro con su costado abierto y su retirada. Por ahora aparentamos que no ha pasado nada que las cosas que están sucediendo estaban escritas entonces seguimos el caminar sin mirar contrarias en el ensayo aventurero. A pesar dibujamos la casa solitaria adivinando posibles ensueños en cada aposento con su recuerdo arrugado incrustando las paredes intimas sin remedio.
2
La relación continúa en líneas centrífugas sin signos murmurantes haciendo huellas salobres en territorios encantados y en personas. Otra gruta se abre y se muestra sublimada por anónimas amistades otra historia es la que surge de esas emergencias involucradas en la tierra dura acariciante. A veces duele el aire de la tarde o la tarde misma al día siguiente imaginar otra versión de los hechos sin luz sin agua sin vida. Cuando llegue la hora saldremos como todos los lejanos nuestros y vuestros saldremos haciendo alimentos de las calles los calvarios cruzándose.
3
Estamos esperando alguna noticia afortunada que nos redima con fundamento para dejar de rodar sin alma y sin hígado decimos el libro que tienes en las manos y esa bailarina de finos alambres trenzados. Proclamamos suspiros en trapos de colores archivados algún movimiento algún vuelo inocente sería revelada señal a la hora sagrada del anochecer y del atrevimiento. No hay gestos que denoten nostalgias ni límites anunciados desde pórticos familiares antes habíamos verificado el angustioso paso de la luna y el inicio de otra historia parecida inventada en desvelos agonías que repiten inclemencias.

 

Ficha técnica: ÉXODUS, Roldán Montoya, montoyadeceda@gmail.com

Ilustración y diagramación: Maya Luna, mayaluna.mm@gmail.com

Texto contraportada: Brisa Montoya, brisilves@gmail.com

Mérida, Venezuela. 2023

Roldán Montoya Deceda (Guaraque, Mérida, 1953) es autor de los poemarios “Luna Toli” (1985) y “Al- Re” (2003). Licenciado en Letras, Universidad de Los Andes (1981). Es miembro fundador de la revista Laurel (Mérida, 1978), director de la revista Fragua (Valencia, 1984), ha colaborado con diversos periódicos y revistas nacionales.

Foto: LAAR. Rostro y poesía. Poetas de la Universidad de Carabobo (1996)

LEE TAMBIÉN: “Venezuela unida y afirmativa”

 

COPLAS DE AMANAU

 

TE PIDO NIÑO BENDITO
Te pido Niño bendito
con este fervor profundo
el regalo más bonito
para los niños del mundo.

 

Comida, paz, y salud,
mucho amor y algún juguete,
por favor, Niño Jesús,
por los niños intercede.

 

Que a los niñitos judíos,
jamás le enseñen el odio
y tomen de tu sentido
un regalo para todos.

 

ONCE MIL
Once mil asesinados
por las bombas del vecino,
el estado palestino
será de veras borrado.

 

Tampoco se borrará
por los siglos de los siglos
la culpa que acosará
a la gente del sionismo.

 

Que se extinga ya la guerra
que asesina a tanta gente,
sembremos desde la escuela
que el futuro es el presente.

 

***

 

Luis Alberto Angulo [Rivas]. Poeta, promotor, animador cultural, editor literario y articulista nacido el 13 de enero de 1950 en Barinitas, estado Barinas, residenciado en Valencia. Autor de los libros Coplas de la edad ligera (2021), Antología del decir (2013), y La sombra de una mano (2005), publicaciones de Monte Ávila Editores  (Colección Altazor), así como de Fusión poética (2000) en la Universidad de Carabobo; tomos que compilan su obra poética integrada por una veintena de poemarios. Obtuvo el Primer Premio del IV Concurso Internacional de la Revista Poesía (UC). También es premio nacional de poesía Dr. Francisco Lazo Martí del Ateneo Popular de Calabozo y Primer premio de poesía de la Universidad Rómulo Gallegos en San Juan de los Morros. Ha publicado selecciones poéticas de San Juan de la Cruz, Miguel Hernández, Enriqueta Arvelo Larriva, Ana Enriqueta Terán, Lubio Cardozo y de Ernesto Cardenal (de quién es prologuista de la única edición en vida de su Obra poética completa), así como la antología Rostro y poesía, Poetas de la Universidad de Carabobo.

 

Ciudad Valencia