“Fabuladores del color” por Laura Antillano

0
273
Laura Antillano-La Palmera Luminosa-registro de cultores-Naguanagua-creadores culturales

Fabuladores del color… En el recuento de la obra de los artistas venezolanos que desarrollaron, y desarrollan hoy, su visión del mundo a través de las artes plásticas, la desarrollada por los pintores ha tenido sus reconocedores en varias voces de la crítica de esta área, a quienes de ninguna manera se les puede ignorar.

 

Mariano Díaz-Fabuladores del color-Laura Antillano-La Palmera Luminosa
El crítico de arte Mariano Díaz y sus Fabuladores del color…

Entre ellos, reconocer a Mariano Díaz es de justicia obligatoria. Conocimos a Mariano en el ámbito mismo  de la relación con el tema, en el contacto amable y apasionado, de su relación con nuestros padres (él crítico, ella  artista plástica), y al calor de conversaciones apasionadas situadas en los temas correspondientes.

Don Mariano fue un apasionado observador de la obra de esos artistas diseminados por el país y fue un cultor de sus obras. Y consideramos que quienes se han ocupado de escribir acerca de los pintores han sido antorcha de iluminación en el camino para asegurar la historia de varias generaciones de artistas, cuyas obras hoy serían desconocidas, sino fuera por la pluma de estos señores, y entre ellos Mariano Díaz ha sido antorcha de las principales.

Si solo revisamos libros suyos como Fabuladores del color, descubriremos cómo fue meticuloso observador, y apasionado cultor de la pintura de quienes se lanzaban desde su viva relación con la pintura al llevar a cabo una obra delicada y cuantiosa, siendo honestos transmisores  de sus percepciones vividas del paisaje y el entorno en general, con condición y estilo propios, devolviendo al espectador los secretos del reencuentro con realidades propias de un encuentro personal auténtico con el entorno y su poesía interior propia.

 

Mariano Díaz-Fabuladores del color-Laura Antillano-La Palmera Luminosa

En la recopilación de pintores reunidos por su obra, Fabuladores del color, Don Mariano recorre la obra de pintores de todo el país, de estilos totalmente disimiles en esa caracterización, y demuestra su acercamiento a la obra de estos artistas en actitud de digna celebración. Así conocimos a Víctor Millán, Elsa Morales, Antonio Padrón, Homero Navas, Antonio Pinto, Cleto Rojas, Gerardo Rosales, Dionisio Sifontes, Felicinda Salazar, Mariantonieta Urbina, Margarita Soto, Doraelina de Vera, Josefa Sulbarán, y muchos otros, gente de todo el país, que venía llevando a cabo su obra pictórica con la delicadeza  y la concentración que les comunicaba con el paisaje de su entorno inmediato, y Don Mariano tuvo la facultad y el orgullo de acercárseles a uno por uno, para observarles en el acto mismo de realizar sus trabajos pictóricos, reconociendo su arte y las posibilidades de sus imaginarios.

 

LEE TAMBIEN: «MISOFONÍAS NO LE TEME AL ESCASO SILENCIO» POR VIELSI ARIAS

 

Hoy consideramos, más que nunca, que Mariano Díaz merece un reconocimiento por haberse dedicado a esta tarea, creando una bibliografía fundamental en el reconocimiento a la obra de estos artistas, que hoy admiramos a través de sus libros, y por ellos pasan a formar parte del acervo artístico del país con reconocimiento histórico pleno.

 

***

 

Laura Mercedes Antillano Armas (Caracas, Venezuela, 8 de agosto de 1950) es una escritora venezolana, que ha incursionado en los géneros de ensayo, poesía, cuento, novela y crítica literaria. También ha trabajado como titiritera, guionista de radio y televisión y promotora cultural.

Es licenciada en Letras Hispanoamericanas y Magister en Literatura Venezolana por la Universidad del Zulia (LUZ). Durante 25 años ejerció como profesora de Literatura en el pre-grado de la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo (UC). También coordinó el Postgrado en Literatura Venezolana de la UC (1995-1998), además de ejercer también como Directora de Cultura de la misma universidad (1999).

Es ganadora del Premio Nacional Cultura, mención Literatura, 2012-2014,​ Premio Bienal José Rafael Pocaterra mención Poesía con la obra “Migajas” (2004), Ascesis al Premio Miguel Otero Silva de la editorial Planeta de Venezuela con su novela “Solitaria solidaria” (1990), Premio de Cuento del diario El Nacional con su cuento “La luna no es de pan de horno” (1977), Premio Julio Garmendia de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con el cuento “Caballero de Bizancio” (1975).

Entre su vasta obra publicada se incluyen, entre otros: La bella época (cuentos, 1969), La muerte del Monstruo Come Piedra (novela, 1971 y 1997), Un carro largo se llama tren (cuentos, 1975), Haticos Casa Nº 20 (cuentos, 1975), Los niños y la literatura (estudio, 1978), Maracaibo: Las paredes del sueño (textos, con fotografías de Julio Vengoechea, 1981), Perfume de gardenia (novela, 1982, 1984 y 1996), Dime si adentro de ti no oyes tu corazón partir (cuentos, 1983 y 1992), Cuentos de película (cuentos, 1985 y 1997), Literatura infantil e ideología (estudio, 1987), La luna no es pan de horno (cuentos, 1988), Solitaria Solidaria (novela, 1990 y 2001), ¿Cenan los tigres la noche de Navidad? (cuento infantil, 1990 y 2005), ¡Ay! Que aburrido es leer: El hábito lector y el cuento de la infancia (estudio, 1991), Jacobo ahora no se aburre (cuento infantil, ilustrado por Tony Boza, 1991), Tuna de mar (cuentos, 1991), Diana en la tierra wayúu (novela infantil, 1992), Una vaca querida (literatura infantil, 1996), Apuntes sobre literatura para niños y jóvenes (estudio, 1997), Las aguas tenían reflejos de plata (novela, 2002), Elogio a la comunidad (texto divulgativo, 2004), Poesía completa 1968-2005 (poesía, 2005), Emilio en busca del enmascarado de plata (novela para niños, 2005), La luna no es pan de horno y otros cuentos (antología de cuentos, 2005), La aventura de leer (estrategias de lectura, 2005), Libro de amigo (poesía, 2007), Crónicas de una mirada conmovida (crónicas periodísticas, 2011), Ellas (Semblanzas, artículos, entrevistas, 2013), Las alas de la lectura (estrategias de lectura, 2019), Me haré de aire (cuentos, 2021).

 

Ciudad Valencia