El Grupo de Puebla ha solicitado aplazar la elección, del próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la cual estaba prevista para septiembre de este año, con el fin de llegar a un consenso para el candidato latinoamericano y celebrar las elecciones en marzo del próximo año.

El organismo publicó en un comunicado: «El Grupo de Puebla apoya la petición formulada por un importante número de países, congresos y personalidades de la región para que se aplace hasta marzo de 2021 la elección del próximo presidente del BID».

 

La postulación de Mauricio Claver-Carone, asistente adjunto del presidente Donald Trump y director para Asuntos de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, fue lo que motivó la alarma en algunos sectores políticos y analistas latinoamericanos.

El BID es el banco de desarrollo regional más grande del mundo; integrado por 48 países y ha aprobado 13.500 millones de dólares en préstamos, según datos del propio organismo, del año 2018. y cuya presidencia ha sido ocupada por importantes figuras latinoamericanas como Felipe Herrera de Chile (1960-1970); Enrique Iglesias de Uruguay (1988-2005); y Luis Alberto Moreno de Colombia (2005-2020); entre otros.

 

«Esta tradición ha sido posible en cumplimiento de un acuerdo no escrito con Estados Unidos que, además, acepta como segunda posición de la entidad, la figura de un representante de ese país», sostuvo el Grupo de Puebla.

El organismo argumentó que es clave mantener el equilibro en la dirección del BID para fortalecer las relaciones futuras entre América Latina y EEUU.

Los expresidentes Rafael Correa (Ecuador, 2007-2017), Ernesto Samper (Colombia, 1994-1998) y Fernando Lugo (Paraguay, 2008-2012) firmaron la moción del Grupo de Puebla.

Así como también el candidato a vicepresidente boliviano David Choquehuanca, el excanciller ecuatoriano Guillaume Long, la exministra de salud Esperanza Martínez, entre otros dirigentes de la izquierda latinoamericana.

 

El canciller argentino Felipe Solá considera que un cargo así «no puede salir» de un encuentro virtual y dijo que no se debería romper la tradición de que un latinoamericano esté al frente del organismo, por lo que solicitó postergar la reunión para elegir al nuevo presidente del BID, prevista para el 12 y 13 de septiembre.

En la misma línea que Argentina se han expresado países como México, Chile y Costa Rica, así como la Unión Europea.

 

Por su parte, el canciller chileno, Andrés Allamand, sostuvo que el organismo debe mantenerse alejado «de toda controversia política» luego de que el aspirante norteamericano a presidir el Banco Interamericano de Desarrollo acusara a Argentina de liderar un intento de «secuestro» de los comicios previstos para septiembre.

Hasta el momento, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay han manifestado su apoyo a la candidatura de EEUU al BID.

Claver-Carone, de ascendencia cubana, ocupó puestos en el Departamento del Tesoro y en el Fondo Monetario Internacional antes de su llegada a la Casa Blanca como colaborador directo del presidente; es conocido por su activismo anticastrista y su firme oposición al Gobierno de Venezuela.

 

TE INTERESA: ENCUESTA INDICA QUE BIDEN TIENE 71% DE POSIBILIDADES DE DERROTAR A TRUMP

Ciudad VLC / AVN

Deja un comentario