El buque petrolero iraní que colisionó con un barco de carga en el Mar de China el pasado sábado 6 de enero continúa en llamas luego de dos días de incesantes esfuerzos por sofocar el incendio, por lo que las autoridades temen que se pueda generar una catástrofe medioambiental.

 

De acuerdo con un funcionario de la guardia costera de Corea del Sur, los equipos de emergencia seguían tratando de dar con las 32 personas de la tripulación que por el momento siguen desaparecidas, informó Globovisión en su portal web.

 

Incendio podría generar explosión en el petrolero

Las autoridades chinas dijeron además que, debido al incendio, el buque petrolero podría explotar y hundirse, causando un desastre ambiental sin precedentes.

 

El buque Sanchi, de bandera panameña y gestionado por el principal operador de barcos petroleros de Irán, chocó con el CF Crystal, cerca del estuario del río Yangtsé, a unas 160 millas náuticas de la costa de Shanghái en la noche del pasado sábado.

 

El buque estaba navegando desde Irán hacia Corea del Sur con un cargamento de 136.000 toneladas de condensados de crudo ultraliviano. La cifra es equivalente a poco menos de 1 millón de barriles, valorados en cerca de $ 60 millones, de acuerdo con los precios globales del crudo.

 

LEER MÁS: TREN SINIESTRADO EN ÁFRICA DEJA DECENAS DE MUERTOS

 

Los expertos consideran que el crudo ultraliviano podría causar al medio ambiente daños potencialmente peores que el crudo pesado.

 

Los rescatistas lograron encontrar con vida a los 21 miembros del petrolero chino.

Equipos de este país continúan luchando contra las llamas y siguen inmersos en las operaciones de búsqueda y salvamento por mar y aire con apoyo de Corea del Sur.

 

 

Ciudad VLC-Sebastián Molina/Con información de Globovisión.

Deja un comentario