Tal día como este martes 15 de agosto, hace 212 años, el Libertador Simón Bolívar, en compañía de su maestro Simón Rodríguez, fue a la colina del Monte Sacro, en Roma, Italia, para exaltar su compromiso y obligación con la independencia latinoamericana.

 

«Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mi honor y juro por mi patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español», expresó  el Libertador en aquella oportunidad, cuando apenas tenía 22 años.

 

Tanto el joven Simón, como su revolucionario mentor, el Robinson, no llegaron a imaginar en ese instante, cuáles serían las consecuencias, no del juramento como tal, sino de los alcances que pudieran tener esas intenciones políticas para con su patria.

 

Este par de “Simones”, podían presumir que en el tiempo sería inevitable que el empuje de las colonias españolas, en el Nuevo Mundo, terminaría con la dominación ibérica. Nunca, que en pocos años el juramentado recibiese el Título de Libertador.

 

A muy poco tiempo de la sorpresiva muerte de su esposa, en enero de 1803, Bolívar ya había reflexionado sobre el rumbo que tendría su vida su vida, porque cuando aún no cumplía los 20 años ya era viudo.

 

Esas mismas reflexiones le llevaron a precisar que esa viudez prematura había torcido el rumbo de su vida, cosa que no habría ocurrido si hubiese establecido en Caracas un hogar propio de compromisos y prole.

 

“Miren ustedes lo que son las cosas; si no hubiera enviudado quizás mi vida hubiera sido otra cosa; no sería el general Bolívar, ni El Libertador… la muerte de mi mujer me puso muy temprano sobre el camino de la política; me hizo seguir el carro de Marte en lugar del arado de Ceres”.

Enfocado en esa idea, Bolívar se dedicó a luchar por la independencia de la corona española, impronta que ha inspirado las luchas libertarias de los últimos 200 años, como es el caso de la Revolución Bolivariana.

 

Por eso, cada 15 de agosto el pueblo de Venezuela conmemora esta importante fecha histórica en la que Simón Bolívar juró consagrar su vida y trabajar, de manera incansable, para lograr la liberación de los pueblos oprimidos por el imperio español.

 

Maestro Samuel Robinson escucha el juramento libertario de Simón.

 

William Hernández/Ciudad VLC

1 Comentario

Deja un comentario