«La FIFA y sus raseros», por Luis Salvador Feo La Cruz

0
199

La FIFA no permite que los Estados y sus instituciones administrativas o judiciales se inmiscuyan en ninguna de las ligas de fútbol del mundo. Y si algún jugador, técnico, equipo o asociación lleva ante instancias judiciales algún conflicto relacionado con el fútbol le imponen sanciones.

 

Ahora, según esta nota de lavanguardia.com, vemos que la FIFA aplica la ley del embudo y ha decidido participar en la confrontación Rusia – OTAN – Ucrania, sancionando a la selección nacional rusa.

 

Leamos:

“En un comunicado en el que la FIFA reitera su ‘condena al uso de la fuerza por parte de Rusia en su invasión de Ucrania’ y expresa su ‘solidaridad con toda la gente afectada por lo que está ocurriendo en Ucrania’, el organismo internacional urge a una ‘urgente restauración de la paz’.

 

El Comité de la FIFA, con el presidente Gianni Infantino y los presidentes de las seis Confederaciones, ha tomado un primer paquete de medidas aplicables con efecto inmediato ‘hasta próximo aviso’.

 


LEE MÁS: Delegaciones de Rusia y Ucrania culminan 1ra. ronda de negociaciones


 

En primer lugar, prohíbe las competiciones internacionales en territorio ruso (Champions, Europa League, Conference League y selecciones). En el caso de que Rusia juegue como local, lo hará en territorio neutral, pero a puerta cerrada.

 

Además, a selección rusa solo podrá jugar cualquier competición con el nombre de ‘Federación de Fútbol de Rusia’ (FRF) y ‘no como Rusia’.

 

En tercer lugar, la FIFA obliga a la Federación Rusa a jugar sin su himno y sin su bandera.

 

La Federación Internacional asegura que, en conversación con el COI, la UEFA y otras organizaciones deportivas, ‘determinará medidas adicionales o sanciones, incluida una potencial exclusión de las competiciones si en el futuro próximo la situación no mejora rápidamente’.

 

Respecto a las repescas para el Mundial de Qatar 2022, la FIFA señala que ha tomado ‘buena nota de las posiciones expresadas por las federaciones de Polonia, República Checa y Suecia’, que se oponen a jugar contra Rusia, y asegura que ha comenzado a negociar con esas federaciones. ‘La FIFA estará en contacto estrecho para encontrar soluciones apropiadas y aceptables'».

 

Es decir: ya la FIFA «juzgó» y «sentenció» a Rusia en un área del conocimiento que le es ajena.  Adicionalmente, me pregunto: ¿Qué responsabilidad tienen los futbolistas en este conflicto? ¿Qué beneficio genera a los países involucrados y a la humanidad que sancionen a la selección rusa? ¿En qué ayuda que se le llame «Federación de Fútbol de Rusia» y no «Rusia»?

 

El tema aquí es que la OTAN, lo que representa y quienes la lideran, dominan de múltiples formas y están invirtiendo cuantiosos recursos para agredir a Rusia y derrocar a su gobierno a través de Ucrania y cualquier otro país u organización, y todos están recibiendo una tajadita.  Las agencias y medios, gobiernos y dirigentes de gran parte del mundo se han lanzado a los pies y sirven de alfombra por donde pisan los EE.UU., Reino Unido y sus aliados (o lame suelas).

 

Entendemos que esta guerra resulta de un complejo proceso histórico.  Ya están atados los cabos y se conoce la estrategia que emplearon para provocar esta confrontación y con cuál finalidad.

 

 

Por: Luis Salvador Feo La Cruz   

 

 

Ciudad Valencia