La palabra de hoy: “MATRACA”, por Aníbal Nazoa

0
65
Aníbal-Nazoa-matraca

Los buenos cristianos que en Semana Santa no se limitan a irse de vacaciones y cumplen con su obligación de asistir a los oficios religiosos conocen muy bien la matraca, ese pesado instrumento de madera con mazos de hierro cuyo áspero y fuerte ruido se oye en las iglesias en vez del tañido de las campanas en conmemoración de la Pasión de Cristo.

Matraca es precisamente la palabra de hoy, que para los venezolanos tiene en sentido figurado cierta connotación propia del lenguaje de la picaresca, específicamente de la que podríamos llamar picaresca política y administrativa. Cualquier venezolano sabe perfectamente lo que es nuestra matraca, así que no es necesario explicarlo; aunque sí conviene aclarar que la matraca venezolana no es exactamente el equivalente de la “mordida” mexicana, jubilosamente importada por nosotros; mientras que en México los funcionarios de mala conducta aceptan la “mordida” que se les ofrece, los venezolanos matraquean a la víctima, o sea que la matraca venezolana es algo que se exige y no que se acepta.

 

DISFRUTA TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: “MATAR”, POR ANÍBAL NAZOA

 

Lo divertido viene cuando entramos a considerar el origen de la palabra y descubrimos su relación con otra “institución” criolla no menos conocida: para decirlo de una vez, matraca es una voz árabe que significa ni más ni menos que martillo. Todo el mundo sabe lo que es martillar en Venezuela, pedir dinero con o sin pretexto por las buenas o por las malas.

En otras palabras martillar y matraquear vienen siendo más o menos lo mismo. Concluyamos advirtiendo que la voz matraca pertenece al árabe vulgar; la palabra culta es matraqa, pero el significado es el mismo: martillo.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad VLC