La palabra de hoy: “MONJA”, por Aníbal Nazoa

0
51

Todos vemos a las monjas con tal simpatía que por lo regular preferimos llamarlas monjitas.  Estas religiosas, generalmente sometidas a clausura, se han ganado el cariño de la gente por estar casi siempre dedicadas a labores de beneficiencia, a asistir a los enfermos, a la educación y demás actividades que se distinguen por la gran abnegación que demandan de quienes las realizan.

La palabra monja, demás está decirlo, es el femenino de monje “individuo de una de las órdenes religiosas que está sujeto a una regla común y vive en monasterios”.

Monje, voz que llegó al castellano a través del monge, voz de la lengua occitana del sur de Francia, viene del latín tardío monachus, anacoreta, fraile, tomado a su vez del griego monakos, “solo, solitario, único”, derivado de monos, uno.  El número de voces que se forman con este elemento griego, tanto en castellano como en muchos otros idiomas, es prácticamente infinito.  Para mencionar sólo uno, de los más importantes por cierto, recordemos el monopolio, que además de distinguir una práctica por lo general bastante mal vista en todas las actividades humanas, es el nombre de uno de los juegos más fastidiosos que se hayan inventado.

 

La palabra de hoy: «ADULANCIA», por Aníbal Nazoa

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

 

 

Ciudad Valencia – LSFLC