La palabra de hoy: PAPA, por Aníbal Nazoa

0
64
Aníbal Nazoa-pelota

Venezuela disfruta del privilegio de haber sido dos veces visitada por el Papa. Como se comprende con toda facilidad, esta denominación del Sumo Pontífice es de origen latino. Proviene de la voz Papa, derivada a su vez del griego Páppas, propiamente “papá”.

De la misma raíz es el nombre del sucesor de Pedro en inglés, Pope, así como el que se da en castellano a los sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa, Pope. Sacerdote en ruso se dice Pop, pero los rusos también llaman Papa al jefe de la cristiandad. Y en el árabe norafricano cualquier sacerdote, tanto musulmán como cristiano, es un pápaz, terminado en Z, palabra tomada directamente del griego.

En realidad papá es una voz de creación infantil común a muchos idiomas, usada por los niños para designar a su padre. “Papá” y “mamá” suelen ser las primeras palabras propiamente dichas que pronuncia todo niño de cualquier nacionalidad.

En castellano se puede considerar la pronunciación papá como afrancesada, pues hasta el siglo XVIII se usaba la forma papa, todavía usual en gran parte de España –sobre todo en las áreas rurales– y en toda América. En nuestro continente, por lo demás, papa es la voz preferida por los campesinos y también por muchos citadinos.

 

LEE TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: PANTALLA, POR ANÍBAL NAZOA

 

A manera de curiosidad, agreguemos que los antiguos mexicanos daban el nombre de papá- huas a los sacerdotes encargados de los sacrificios, que llevaban el pelo enmarañado, lo que en la lengua azteca se dice papátli. El cronista Bernal Díaz del Castillo, por su parte, los llamaba papas.

Entre los derivados de papa hay uno nuevecito, que estamos estrenando: papamóvil. Y dejemos las cosas por aquí para que no se diga que somos más papistas que el Papa.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad Valencia