La palabra de hoy: PECULADO, por Aníbal Nazoa

0
64
Aníbal Nazoa-sinagoga

La palabra de hoy es bastante fea, como todas las que se refieren a delitos, vicios y malas costumbres: peculado. No hay quien no sepa que el peculado es un grave delito que consiste en el robo, apropiación indebida o mal uso de los caudales públicos por aquel a quien se ha confiado su administración y custodia.

De más está decir que el peculado es una “malamaña”, para decirlo en venezolano, tan antigua como la sociedad misma, según lo demuestra el propio origen de la palabra: peculado viene del latín peculatus, que significa eso mismo, o sea “ (…) malversación” y quien lo comete recibe el nombre de peculator, peculador.

 

LEE TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: PEAJE, POR ANÍBAL NAZOA

 

Estas voces son del mismo origen que pecuario, de donde proviene peculio, en latín peculium, “fortuna personal, ahorros” y en último término son derivados de pecus, ganado. Este proceso es fácil de comprender considerando que el ganado era la fortuna más importante en la antigua sociedad. Del mismo peculium desciende el adjetivo peculiaris, peculiar en castellano, “propio, personal, particular”.

En Venezuela, donde el peculado es tema de diaria conversación, el habla popular ha acuñado unos cuantos derivados jocosos de la palabreja, de los cuales el más conocido pertenece al francés macarrónico: peculio. A bordo de un autobús oímos a un pasajero que comentaba a otro: “No, si él es muy fino, él no le entra al queso llanero sino al ‘peculié’”.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad Valencia