La palabra de hoy: TROTAR, por Aníbal Nazoa

0
172
Aníbal-Nazoa-zábila

¿Usted no trota? Pues entonces, para emplear otro término a la moda, usted está completamente out, porque hoy el que no trota es como si no existiera. Ahora, si usted es de los que cumplen con el sagrado deber de levantarse muy temprano a recorrer, con mono o sin mono, las calles a ese paso intermedio entre la caminata y la carrera conocido como trote, seguramente le interesará saber que la palabra de hoy es precisamente el verbo trotar.

Esta voz, de tan clara resonancia hípica, es de raíz inequívocamente germánica. Proviene trotar del antiguo alto alemán trotón, que significa andar, caminar y más propiamente pisar.

De la acepción característicamente española trotar “andar mucho o con celeridad una persona”, nacieron compuestos de gran tradición en la picaresca, como trotacalles y trotaconventos, cuyos significados no es preciso explicar.

 

LEE TAMBIÉN: LA PALABRA DE HOY: TRAVESTÍ, POR ANÍBAL NAZOA

 

Con el equivalente ínglés de trote, que es trot, se formaron también importantes compuestos, de los cuales el más familiar es el festivo foxtrot, que asumió en Venezuela la forma popular fostró.

El fostró criollo, hoy casi desaparecido de nuestra habla popular, es un sinónimo de lío o zaperoco que Job Pim define así en su Enciclopedia espesa, antes sigüí: “Fostró, en la jerga criolla, ha venido a ser sinónimo de alboroto, escándalo, bululú. Formarle a uno un fostró es armarle una gritería, las más veces con bollos en el texto”.

 

***

 

Tomado del libro “La palabra de hoy / Programa radial” (Cenal, 2014)

Autor: Aníbal Nazoa González (Caracas, 12 de septiembre de 1928 – Ibíd., 18 de agosto de 2001) poeta, periodista y humorista, considerado «uno de los escritores venezolanos que mejor retrató el siglo XX».

 

Ciudad Valencia