Cardenales de Lara, que cortó una cadena de dos descalabros en fila, se convirtió en el primer equipo de la zafra 2022-2023 en alcanzar los 20 lauros tras su tercer triunfo sobre Leones del Caracas 11-6 en el Universitario, lo cual unido a la derrota de Tiburones, le permitió asaltar nuevamente la cima del torneo de béisbol venezolano en solitario.

Ha sido una constante en los últimos juegos para Cardenales de Lara contra Leones del Caracas el hecho de atacar temprano a sus lanzadores y causar estragos desde el inicio; tal y como ocurrió este miércoles cuando allanaron en el primer inning su camino al éxito en su visita al Estadio Universitario e imponerse de manera categórica 11 a 6 a los locales y tomar ventaja de 3-2 en la serie particular.

Leones, que suma dos caídas seguidas y tercera en los últimos cuatro juegos, vio desmejorar su récord a 19 y 12, aunque todavía se mantiene en el segundo escalafón de la clasificación, igualados con los de La Guaira.

 

 

La escuadra que dirige Carlos Mendoza inició a toda marcha el compromiso y arremetió contra el ex grandeliga Ronald Herrera. El abridor elegido por el mandamás José Alguacil exhibió fuertes síntomas de descontrol y resultó fustigado, en primeras instancias por el bate del cubano Rangel Ravelo y su sencillo productor. Luego, con dos outs, el derecho no pudo salir del atolladero y con las almohadillas repletas recibió un triple barre bases de quien a la postre se erigió como la figura ofensiva de la jornada: Jecksson Flores.

Herrera tuvo que marcharse de manera precipitada a su cueva, con solo dos tercios trabajados, en los que aceptó trío de indiscutibles, regaló un par de bases por bolas y fue acreedor de cuatro rayitas limpias. Fue sustituido por Norwith Gudiño y este finiquitó la amenaza barquisimetana.

El Caracas tuvo una rápida respuesta ante lo sucedido con su iniciador. Conscientes de la importancia del careo, en el que estaba en juego el primer lugar de la tabla de posiciones, los melenudos se alzaron ante el grandeliga Máximo Castillo, quien al igual que Herrera, tuvo un arranque turbulento, con trío de carreras admitidas, manufacturadas por los sables de Freddy Fermín, José Rondón e Isaías Tejeda.

 

LVBP-Lara-Caracas-Brayan Pérez
El relevista larense Brayan Pérez lanzó una entrada y se llevó el triunfo.

 

Pese a su inefectiva apertura de juego, Castillo recibió la confianza de Mendoza para mantenerse en el juego y no solo pudo acabar con la amenaza en la entrada uno, sino que además pudo ir un poco más allá.

Cardenales anotó una vez más en el tercer tramo, gracias a la velocidad de Hernán Pérez y la habilidad con la estaca de Juniel Querecuto, quien metió un inatrapable entre primera y segunda para que Pérez anotara desde la segunda almohadilla.

Máximo Castillo, contra viento y marea, apareció en el morrito para el cuarto episodio y Leones aprovechó para acercarse nuevamente a una sola rayita de diferencia, gracias a un rodado de Jhonny Pereda con el que llevó hasta el pentágono a José Rondón, embasado por inatrapable, movido a segunda por wild pitch y a tercera con rodado de Tejeda. Hasta ahí le alcanzó a Castillo en su faena.

Con el juego cerrado, en la parte alta de la sexta entrada apareció nuevamente Jecksson Flores para apuntalar otro rally, en esta ocasión con su primer jonrón del curso actual, una línea tendida hacia el graderío izquierdo frente a los lanzamientos de Jesús Zambrano.

Cardenales fabricó dos más basado en la prolífica ofensiva de otro de los destacados del día, Ildemaro Vargas y de Rangel Ravelo, ambos con sencillos impulsores.

 

 

Los capitalinos volverían a tener un intento de reacción en la baja de dicho capítulo cuando Gleyber Torres, después de fallar sus primeros siete turnos en Venezuela, no aprovechó un pitcheo franco del estadounidense Geoff Broussard y conectó un dantesco vuelacercas a mitad de las gradas de la zona izquierda. Su épico primer hit en la LVBP, con el equipo de sus sueños.

Torres se unió a Alfonso “Chico” Carrasquel, Franklin Gutiérrez, Javier Herrera, Gregorio Petit, Juan Carlos Torres, Carlos Rivero, Albert Cordero y Leobaldo Piña como los peloteros con jonrón como primer imparable en la liga, de acuerdo con un registro de Iván Medina Molina, director de Quality Sports.

 

LEE TAMBIÉN: “NOS VEMOS A LA SALIDA” POR JAIME MACÍAS

 

Pero la histórica conexión del estelar bigleaguer no fue suficiente como para reanimar a sus Leones, que por el contrario vieron como los crepusculares en el octavo acto fulminaron cualquier tipo de esperanzas de volver en el marcador, con otras tres anotaciones más, dos de ellas producidas por el joven sensación Jermaine Palacios y su décimo doblete del año.

El novel zurdo Brayan Pérez, primer relevista en acción por Lara tras la salida de Castillo, lanzó un inning en limpio y eso le bastó para acreditarse su primer éxito en su corta trayectoria en el circuito criollo, que consta de solo dos temporadas y 14 juegos lanzados.

Ronald Herrera, en tanto, corrió con la peor suerte y su segundo perdido fue inevitable tras su efímera presentación.

“Una importante victoria. Los muchachos respondieron después de esas derrotas. Máximo Castillo se complicó en el primer inning, aunque nos pudo dar cuatro importantes innings. La ofensiva con Jecksson Flores y ese batazo en el primer inning. En general pudimos tener buenos turnos y ponérselas difícil a ellos”, le declaró Carlos Mendoza al departamento de prensa del club cardenal.

 

Ciudad Valencia / Prensa LVBP / @CardenalesDice