RAMON TORO-columna- Letras y Notas-vibráfono-Louie Ramírez-Lionel Hampton

“La tardía salida de Charlie Aponte del Gran Combo”… No se le puede criticar a ningún artista, en este caso a un vocalista, si toma la decisión de probar fortuna como figura independiente a pesar de estar viviendo un excelente momento como parte de un colectivo llámese orquesta, banda o grupo.

Los vocalistas pertenecientes a orquestas o bandas que gozan de gran éxito, fama y prestigio, casi siempre se ven tentados a dar ese paso como solistas tan anhelado. Hay muchos ejemplos de casos en diversos géneros musicales donde les ha sonreído la fortuna a los cantantes, tales como a Phill Collins. Una vez que abandona la banda Génesis su carrera alcanzó un alto nivel tanto en éxito como en popularidad.

Lo mismo le ocurrió al otro británico Sting cuando se separa de Police, grupo con el cual cosechó numerosos éxitos y logró un ascenso realmente notable, generándose, lamentablemente, en los dos casos nombrados una inestabilidad en ambas bandas Génesis y Police. Otro caso es el de Romeo Santos con su grupo Aventura.

En el caso de la salsa se han dado varias circunstancias como la de Gilberto Santa Rosa, quien se retiró de la orquesta del maestro Willie Rosario, afirmando después que no fue nada fácil dar ese paso que lo convirtió en uno de los mejores cantantes de la historia de la salsa y el mejor sonero de la actualidad. lo propio hizo el finado Frankie Ruiz al retirarse de la orquesta de Tommy Olivencia, contra la voluntad de éste, para lograr su mejor momento como solista a pesar de que no lo supo manejar.

 

charlie aponte-gran combo-letras y notas
Charlie Aponte, legendaria voz del Gran Combo boricua…

Eddie Santiago se retiró del Conjunto Chaney y pasó a ser el vocalista emblemático de la salsa romántica; lo propio hizo Willie González con ese mismo conjunto. Otro ejemplo es el de Tito Rojas al dejar el Conjunto Borincano, antes llamado Borincuba, quien se convirtió en el más exitoso de los solistas latinoamericanos pegando en las emisoras de radio la gran mayoría de sus temas.

También lo hizo el cubano Isaac Delgado al salirse de NG La Banda para luego convertirse en uno de los cantantes más prestigiosos de la isla; otro caso es el de Andy Montañez, quien renunció al Gran Combo de Puerto Rico cuando estaba en la cresta de la ola y de lo cual no tuvo razones para arrepentirse en vista de que su incorporación a la Dimensión Latina consolidó su independencia.

Al citar al Gran Combo toco el punto central de este escrito, como lo es la renuncia de Charlie Aponte en el año 2014 con unos argumentos deben ser respetados, cantante quien se echó la orquesta al hombro tras la salida de Andy, sin embargo, todo parece indicar que las circunstancias no están a su favor como artista solista para posicionarse en el plano salsero actual, más aun tomando en cuenta el factor edad.

Dar el paso como solista ya con más de 60 años torna más complicada la situación, pues cuando perteneces a una orquesta sólo te preocupas por tu función, debido a que la mesa está servida, es decir, contratos, promoción, planes de ensayos, repertorio, arreglos entre otras responsabilidades, todo, recae en el director o dueño de la orquesta, pero como solista debes hacer el trabajo completo, a menos que cuentes con los recursos económicos suficientes para armar el equipo que te moverá, o si cuentas con una empresa, tal como lo hacían las antiguas disqueras, que te proporcionaban totalmente, desde armarte la orquesta a tu antojo hasta promocionarte, ponerte en el mapa, como se dice en el argot musical.

En ese mismo Combo estuvo su principal estrella, Pellín Rodríguez, quien tentado por una oferta de una empresa disquera aceptó grabar un disco de boleros como solista, situación que forzó su salida de la orquesta y el éxito fue local y efímero, por él ingresó Charlie y asumió el liderazgo Andy Montañez.

En la actualidad, el panorama de la salsa nada tiene que ver con esa efervescencia de los años 70’s, por lo tanto, las condiciones no son las mismas a la hora de asumir un proyecto individual para aquellos cantantes tentados a separarse de una agrupación estable. Lo cual no quiere decir que no se deba intentar y perseguir un sueño.

 

LEE TAMBIÉN: CIUDAD ESCRITA: “INVOCACIÓN A LA MADRE” POR VIELSI ARIAS PERAZA

 

Ese papel representado por las empresas disqueras que apoyaban múltiples proyectos e impulsaban a jóvenes promesas y posicionaban artistas prácticamente ha desaparecido, además hay que sumarle la ausencia de productores, impulsores y promotores de eventos generadores de fuentes de trabajo.

En lo personal he visto a varios músicos costear sus propios trabajos discográficos y comercializarlos personalmente, debido a que la radio ha perdido parte de ese protagonismo asumido ahora por las redes sociales. A muchos artistas les interesan más las redes que la radio para su promoción.

Todo lo expresado me hace pensar en la situación de Charlie Aponte y creer que esa decisión pudo haber sido más acertada hace por lo menos unos veinte años, ahora me parece algo tarde. Sin embargo, se le desea todo el éxito posible, ya que alguien que le ha proporcionado tanta alegría a la gente en todo el mundo merece todo lo mejor, debería ser el deseo sincero de todo salsero de corazón.

 

***

 

Ramón Emilio Toro Martínez (Caracas-Venezuela, 1966) es licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, de la Universidad de Carabobo (UC) en 1993. Es también Productor Nacional Independiente y locutor con experiencia en el desarrollo de programas radiales sobre música afrocaribeña en la ciudad de Valencia, estado Carabobo: Ciento por ciento Natural, por Lago 91.5 FM; Letras y Notas, por Salsera 96.3 FM, y Óyelo que te conviene, por RNV Región Central 90.5 FM. Es autor del libro «Letras y Notas sobre la Música del Caribe» (2020), presentado en la FILVEN Caracas 2020 (Casona Cultural Aquiles Nazoa) como el único proyecto editorial independiente de ese año. 

 

Ciudad Valencia