El o la mousse de chocolate es una crema suave y espumosa, que se sirve sola o se utiliza para rellenar tartas dulces.

Su consistencia suave y con cierto dulzor lo convierte en un delicioso postre sin horno para disfrutar en familia

La preparación de este antojo no tiene mayor ciencia y es que después de mezclarlos ingredientes se puede obtener una textura espesa con el dulzor especial del chocolate para disfrutar de algo refrescante durante las tardes de calor.

 

Ingredientes:

  • 325 gr de chocolate semiamargo
  • 140 gr de azúcar
  • 40 ml de agua tibia
  • 80 ml de crema para batir
  • 10 gr de grenetina en polvo

Preparación:

  1. Comienza hidratando la gelatina en polvo en el vaso de agua tibia, mezcla perfectamente para evitar grumos y reserva.
  2. En un bol comienza batiendo la crema a temperatura ambiente para tener una mezcla espumosa con cierto volumen después agrega el azúcar de poco en poco sin dejar de mezclar.
  3. Derrite a baño maría el chocolate semiamargo y agrega de poco en poco a la mezcla anterior, también vierte la grenetina previamente hidratada en la taza de agua y sigue mezclando con movimientos envolventes para obtener una mezcla suave con esponjosidad.
  4. Vacía la mezcla anterior en pequeños refractarios de vidrio individuales y lleva a refrigeración por al menos 40 minutos para que terminen de tomar consistencia.
  5. Después puedes decorar con trocitos de fruta, canela en polvo o los toppings de tu preferencia para disfrutar de un rico mousse de chocolate.

 

LEE TAMBIÉN: GELATINA DE MANGO CON KIWI

Ciudad Valencia/Gastrolab