#Opinión: «Los Especialistas» por Juan Carlos Fernández

0
81

Los medios de comunicación diariamente incluyen en su programación entrevistas con eminentes especialistas que derrochan sapiencia y experiencia por galones. Médicos especialistas en sus áreas que explican de manera más o menos sencilla casos, causas y consecuencias de diferentes padecimientos o anomalías corporales… y todo marcha de maravilla mientras no lo inmiscuyan en el tema político. Como muestra un botón: La vacuna Sputnik V, en sus inicios demonizada como bandera del mal, cuyos efectos secundarios eran inconmensurables; donde todo aquel inoculado con tan peligrosa pócima iba como mínimo a parar hablando solo, como loco de carretera.

El tiempo se encargó de taparle la jeta a muchos con los resultados obtenidos, que son de tal consistencia que hizo cuesta arriba el tratar de desvirtuarlos con el aparato mediático.
Ahora aparece otro protagonista en el escenario : la Cuba Comunista, a la que se le ocurre el abuso de anunciar el proyecto farmacológico de que pronto entrarán al ruedo no una, sino ¡cinco! vacunas, producto de su creatividad y manufactura.

Ahí sí fué verdad que se soltó el batallón de especialistas cuya estatura académica los presupone acreedores de opinar y pontificar tomando como base de sus argumentos lo preclaro de su pensamiento y la profundidad de sus análisis, obviando como norma los conocimientos científicos, la experiencia, la composición química, y en consecuencia, los experimentos y pruebas con dichas ampollas.

«¡Esa Abdala sí es verdad que te va a matar», o «terminarás adorando al castro-comunismo y cambiando el crucifijo por la hoz y el martillo!». Sutilezas de ese tenor se oyen en las calles, generalmente dichas por los vacunados con «la rusa o la china» para mejorar el cuento.

Candidato opositor que entrevistan, candidato opositor que deja sin pienso al burro, porque lo usa para su especialísima opinión, expertos petroleros, empresarios, maestros en todo, acreedores y prestamistas no pierden chance de expresar supinamente su experta exposición del porqué el régimen no ha vacunado al 130% de la población…

Las vacunas cubanas han levantado ampollas en la lengua de muchos especialistas de plaza y cafetín, pero como el fulano reloj tiene la maña de caminar siempre adelante pasará como con la rusa y saldrán a ponerse la ampolleta cubana así les salga una ampolla en el orgullo.

 

 

Juan Carlos Fernández / Ciudad VLC