Las patas de los gatos

A pesar de que los gatos son animales super cariñosos, estos animalitos suelen tener comportamientos, a veces, extraños como por ejemplo cuando alguien les toca las patas.

Muchos gatos muestran una clara reacción incómoda cada vez que una persona les tocan sus patas, y esto puede deberse a una variedad de razones instintivas y sociales. De acuerdo con los expertos, en primer lugar, las patas de los gatos son una parte extremadamente sensible de su anatomía.

Están llenas de terminaciones nerviosas y receptores sensoriales que les permiten mantener el equilibrio, sentir el tacto y percibir el entorno que los rodea.

 

Cuando se les tocan las patas, pueden experimentar sensaciones incómodas o incluso dolorosas, lo que puede provocar una respuesta de rechazo. Otro motivo sumamente común es que quieren proteger sus uñas, o que tienen algún trauma pasado, o alguna enfermedad como la artrosis.

Además, las patas son una parte vital para la supervivencia de los gatos en la naturaleza. Utilizan sus patas para cazar, trepar, defenderse y comunicarse con otros gatos a través del marcaje territorial.

Por lo tanto, pueden percibir el contacto con sus patas como una intrusión en su espacio personal y una amenaza para su seguridad.

 

LEE TAMBIÉN: COLORES QUE AYUDAN A TRANQUILIZAR A UN GATO

Otro factor importante a considerar es el aspecto social del comportamiento de los gatos. A diferencia de los perros, que a menudo disfrutan del contacto físico y el juego con sus dueños, los gatos son animales más independientes y reservados.

Pueden ver el contacto físico excesivo, como tocarles las patas, como una forma de dominio o control por parte del humano, por lo cual prefiere evitarlo en caso de que no se sienta a gusto con una persona.

 

TE INTERESA LEER: CONOCE LOS DIFERENTES TIPOS DE PERSONALIDAD DE LOS GATOS

Ciudad Valencia / MDZ