Una joven china de 21 años perdió la visión en uno de sus ojos tras pasarse todo el día jugando con el teléfono sin pausas, informó el diario ‘South China Morning Post’. A la mujer se le diagnosticó una «oclusión de la arteria de retina» en su ojo derecho.

 

La propia afectada, que podía pasarse jugando de 7 a 8 horas sin levantarse del sofá, reconoció que se había vuelto tan adicta que jugaba después del trabajo y todos los fines de semana.

 

Sin parar

«En los días en que no tengo trabajo, suelo levantarme a las 6:00, desayunar y jugar hasta las 16:00. Luego como algo, tomo una siesta y juego hasta la una de la madrugada», contó la joven. Además, indicó que a veces se encontraba «tan absorta» en el juego que se olvidaba de comer o no escuchaba a sus padres cuando le decían que «era hora de cenar».

 

El periódico chino también cita las palabras de su doctor, quien afirmó que la oclusión de la arteria de retina suele darse los ancianos y que rara vez se diagnostica entre los jóvenes. Según el médico, la ceguera en un ojo de la joven podría deberse a una severa tensión ocular.

 

Con información de RT

1 Comentario

Deja un comentario