¿Polar tiene dólares para ver fútbol mas no para comida?

3
1372
Polar

Empresas Polar, el gran emporio de los alimentos en Venezuela, volvió a ratificar su comportamiento tan característico de los últimos años: disfrazarse y mostrarse como un cordero dispuesto a sacrificarse por el pueblo venezolano. Nada más lejos de la realidad.

 

La última de sus artimañas fue comprar y entregar los derechos de transmisión de los 32 partidos del Mundial de futbol Rusia 2018 a cinco canales de televisión y tres emisoras radiales, públicos y privados, a cambio de publicidad gratis de sus productos.

 

QUIZÁS TE INTERESE: EE.UU. Y COLOMBIA CREAN FRENTE UNIDO CONTRA VENEZUELA

 

Polar no anunció el monto que pagó por los derechos que negoció con Televisa, pero se estima que gastó alrededor de 15 millones de dólares. Por citar un ejemplo, la Televisión Pública argentina canceló alrededor de 8 millones de dólares por trasmitir el mundial.

 

Además, se estima que el “trueque” por el paquete publicitario le ahorraría a Polar por lo menos 80 mil millones de bolívares. Esto tomando en cuenta que los paquetes de publicidad rondan entre 4 mil y 18 mil millones de bolívares, de acuerdo a diversas variables.

 

Divisas para futbol pero no para producir

La primera pregunta que salta a la mente es de dónde habrá sacado Polar tantos millones de dólares para esto, si constantemente se están quejando de que el Estado venezolano no les otorga divisas para poder producir.

 

De hecho, en 2016 el multimillonario dueño de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, se quejó de tener que solicitar un préstamo al BBVA por un monto de 35 millones de dólares. “Este préstamo debe ser pagado en seis meses y la única manera de hacerlo es que el gobierno garantice el acceso a las divisas”, indicó el empresario caraqueño.

 

TAMPOCO DEJES DE LEER: TRABAJADORES LE GANAN UNA A LORENZO MENDOZA

 

 

Cabe recordar que Mendoza solicitó este préstamo para comprar materia prima y abastecer sus plantas productoras de cerveza, el principal negocio de esta empresa, debido a que el Estado venezolano redujo la entrega de divisas al sector privado ante la fuerte caída de los precios del petróleo, orquestado por EEUU y Arabia Saudita.

 

Pese a que la Polar pretende una vez más usar sus maniobras propagandísticas para quedar como la reencarnación del altruismo, en las redes sociales muchos son los que cuestionan esta táctica. Muchos no comprenden cómo un monopolio con cuentas en divisas en el extranjero son capaces de disminuir la producción de alimentos en tiempos de crisis económica, bajo el pretexto de falta de divisas, pero sí usarlos para comprar los derechos de los partidos de futbol por un negocio en bolívares.

 

https://twitter.com/Alealex78/status/1000459938819395585

Por otro lado, usuarios ultra opositores también reaccionaron en contra de la acción de Mendoza, acusándolo de aliarse con el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

https://twitter.com/thatdayTH/status/999492343362392064

 

No es la primera vez de Polar

Existe un antecedente cercano que ilustra la característica manipulación que suele emplear Polar para mostrarse como un gran aliado del deporte nacional y del pueblo venezolano.

 

El hecho ocurrió en 2017, cuando la selección sub-20 de fútbol alcanzó la clasificación para el Mundial de la categoría en Corea. Ante versiones oportunistas y manipuladas en las redes sociales, el vicepresidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Jesús Bernardelli, tuvo que salir a desmentirlas, afirmando que el único patrocinante de la selección había sido la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

 

El dirigente deportivo recordó que Polar nunca financió al grupo de jóvenes deportistas y que había sido PDVSA quien corrió con todos los gastos para la clasificación y posterior participación en el mencionado Mundial.

 

Breve perfil

Polar es una empresa exportadora que maneja dólares propios. Su dueño, Lorenzo Mendoza, posee una fortuna personal que asciende en 2017 a 1.500 millones de dólares , según la revista Forbes, la publicación de finanzas norteamericana que cada año divulga el listado de los “más ricos del mundo”.

 

Mendoza es actualmente el tercer hombre más rico de Venezuela. Está superado por el magnate de la banca privada Juan Carlos Escotet, con 3.700 millones de dólares, y por el empresario de los medios de comunicación Gustavo Cisneros, que posee un patrimonio de 2 mil millones de dólares.

 

Juha Arellano / Ciudad VLC

Bipolaridad opositora: así es la derecha

3 Comentarios

Deja un comentario