El presidente de Siria, Bashar Al-Assad, resaltó este miércoles la importancia de la relación que mantiene con Rusia más allá de la política, la cooperación militar y la economía.

“Ustedes y yo nos adherimos a nuestros principios y dignidad, y hoy compartimos el enfrentamiento a los mismos enemigos y mismas mentiras. Los neonazis en Ucrania atacan a civiles y Rusia es acusada, y lo que ocurrió en Siria es exactamente similar”, afirmó el mandatario al dirigirse a los participantes de un campamento juvenil sirio-ruso.

Asimismo, aplaudió la actitud del presidente ruso, Vladímir Putin, en ayudar a Siria en la lucha contra el terrorismo y añadió que, si esto no hubiese ocurrido, el número de terroristas en esta nación hubiera aumentado exponencialmente.

 

LEA TAMBIÉN: RUSIA AMPLIA APOYO SOLIDARIO A SUS SOCIOS EN LATINOAMÉRICA

 

 

LEA TAMBIÉN: POR EL ASESINATO DE FERNANDO VILLAVICENCIO SON IMPUTADOS SEIS DE LOS IMPLICADOS

 

Los jóvenes, por su parte, expusieron sus puntos de vista sobre la experiencias sirias y rusas en la lucha contra el terrorismo, el extremismo, la política editorial y la tergiversación mediática.

“En toda sociedad hay símbolos históricos y patrióticos y nadie tiene derecho a atacar a estos símbolos”, apuntó Al-Assad en este sentido.

Recordó que Occidente es hostil con Rusia históricamente porque esa nación euroasiática fue transformándose de débil en fuerte, «y Occidente no admite países fuertes».

 

LEA TAMBIÉN: SALVATORE MANCUSO LLEGA A COLOMBIA DEPORTADO DE EEUU

 

Ciudad Valencia / TeleSur