Indígenas protagonizaron protestas en Brasil tomando las calles de Sao Paulo el fin de semana para exigir justicia ante los asesinatos del periodista británico Dom Phillips y el indigenista Bruno Pereira en la Amazonía, cuyos restos aparecieron tras haber desaparecidos por varios días en la región.

Entre 70 y 100 manifestantes, originarios de las Tierras Indígenas Tenondé- -Porã y Jaraguá, del pueblo guaraní de Sao Paulo llegaron a la entrada del Museo de Artes Assis Chateaubridad (Masp) en la región central de la ciudad.

Los protestantes vocearon “Justicia” y portaron carteles y pancartas, también exigiendo justicia por otros mártires de la Amazonía como Chico Méndez y el cacique Francisco Tukano.

 

LEA TAMBIÉN: SEPA QUÉ DIJO EL PRESIDENTE VLADIMIR PUTIN ACERCA DE SANCIONES IMPUESTAS POR OCCIDENTE

También pidieron justicia para Maxciel dos Santos, indígena asesinado en 2019, en Tabatinga con disparos en la nuca. Era colega de Bruno y trabajaba en el Frente de Protección Etnoambiental de la Fundación Nacional del Indio (Funai). El caso aún no ha sido resuelto.

LEA TAMBIÉN: EQUIPO DE ASSANGE APELARÁ SENTENCIA DE EXTRACCIÓN A EEUU

 

Las protestas en Brasil fueron organizadas por diversas organizaciones

La Asociación de Servidores de la Funai fue la organización convocante, junto al Sindicato de Trabajadores de los Servicios Públicos Federales de Sao Paulo (Sindsef-SP) y la Central Sindical y Popular Conlutas, pidieron justicia y la renuncia del presidente de Funai, Marcelo Xavier, y del presidente del país, Jair Bolsonaro.

De acuerdo con la Policía Federal Brasileña, este sábado se confirmó que los restos de las arcadas dentarias examinadas corresponden al indigenista Bruno Pereira (41 años), desaparecido en el Valle de Javari el pasado 5 de junio.

 

Esta información fue confirmada por el Instituto Nacional de Criminalística de Brasil y un tercer sospechoso se entregó a las autoridades. Tras el examen forense se estableció que el arma usó munición típica de caza con múltiples balines, en el caso de Pereira.

Con antelación, las fuerzas de seguridad confirmaron que otra galería era del periodista británico Dom Phillips (57 años), quien colaboraba con el medio The Guardian. Según su informe, ambos fueron baleados. Bruno, el guía del periodista, recibió dos disparos en la cabeza y uno en el pecho, mientras Dom solo fue baleado en el pecho.

Ambos desaparecieron mientras se trasladaban por el río Itaquaí, en el borde de la tierra indígena Vale do Javari, en el Amazonas. Diez días después, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Anderson Torres, aseguró en redes sociales que fueron hallados restos humanos. Las versiones oficiales cuentan que los cuerpos fueron descuartizados y enterrados.

 

LEA TAMBIÉN: ITALIA DECLARA EMERGENCIA NARANJA POR OLAS DE CALOR

Ciudad Valencia / Telesur