La selección Vinotinto de fútbol Sub23 estuvo a solo 45 minutos de realizar la hazaña más grande que haya dado el fútbol venezolano, al acariciar el título del torneo Maurice Revello ante la anfitriona Francia.

 

Sin embargo, el arbitraje fue el gran obstáculo que la selección Vinotinto tuvo que sortear, pues a partir del 0-1 que puso a Venezuela en ventaja apenas al minuto 8, la colegiada principal no tardó en condicionar el encuentro con decisiones bastante polémicas, algo que aprovechó Francia para colocar el empate parcial pasado el segundo tiempo.

 

En el minuto 8′ del primer tiempo, Telasco Segovia, de 19 años, realizó un potente remate tras una genial jugada dentro del área rival que no pudo retener el portero galo y capitalizó el primer tanto de la selección criolla ante los anfitriones de la justa.

 

 

Por su parte, el delantero Daniel Pérez casi hace efectivo un disparo en el minuto 21′ tras liderar un contragolpe, mientras que la selección de Francia cobró un tiro libre que impactó en el travesaño.

 

Sin embargo, Akliouche al minuto 53 y Nathanael Mbuku en el 80 se encargaron de destruir las esperanzas vinotinto, con sendos goles que lograron la remontada y colocaron cifras definitivas el encuentro, que terminó con nueve jugadores de Venezuela con tarjetas amarillas (ninguna para Francia) incluyendo una tarjeta roja por doble amarilla para Emerson Ruiz.

 

Pese al arbitraje claramente localista por parte de la jueza brasileña Edina Batista Alves, la debutante Vinotinto rozó la hazaña juvenil llegando invicta a la final del torneo tras derrotar 1-0 y 2-1 a Indonesia y México, respectivamente; cerró la fase de grupos al dejar en terreno a Ghana (4-2) en tanda de penales luego de un empate (1-1) y en las semifinales derrotó 5-4 a Colombia también desde el punto penal.

 

Ely Reyes/Ciudad VLC