Sábado: «Delia Jerez, la maestra», por Luis Alberto Angulo

0
182

La maestra Delia Jerez, viuda de Gómez, decidió no estrenar el año 22.

Casi centenaria, doña Delia se encuentra ahora con José Benito, su esposo, y con dos de sus hijas a quienes sobrevivió durante muchos años.

 

Un abrazo para nuestro amigo Valmore Gómez Jerez, cantautor, poeta, actor, el mayor de los varones, sentido pésame a todos los integrantes de ese grupo de nietos y biznietos que giraba en torno a esa pequeña gran señora del afecto.

 

Conocí a esta familia merideña en Barinitas hace sesenta años, pues el profesor José Benito Gómez fue director del Grupo Escolar José Vicente Unda, el plantel público donde estudié la primaria junto a sus hijos. Recuerdo a Ligia, una muchacha muy linda que murió joven pero dejó descendencia.

 

Doña Delia también era maestra y trabajó en aquella magnífica escuela. Creo que fue la más longeva de aquella plantilla de docentes y directivos de primera.

 

Rodolfo Gómez era el subdirector y pese al apellido, ellos no era consanguíneos. Mucho después sería el director.

 

Recuerdo a mis maestros, de kinder y primer grado, Ismenia Camacho y Ada de Montilla, segundo, Irmis de Briceño (fallecida hace un par de años), tercero y cuarto, María Teresa Qüenza, quinto, Juan Ignacio Andará, y sexto grado, Lindolfo Martínez Alvarado.

 

Ahora doña Delia nos deja este año para recordarla a ella y a toda esa generación. Esperó el último día del año 21 para despedirse de unos y encontrarse con otros. La siento con José Benito, con Ligia, con sus grandes amores, con sus primos poetas, con sus colegas, la ausencia se torna presencia. Son también nuestros inmortales.

 

Un recuerdo para quienes se sembraron en ese relativo ayer que cosecha nuestro afecto.  En este hermoso día primero de enero de 2022 ellos viven en nosotros. Bendito día para desear todo lo bueno.

 

DEL MISMO AUTOR  Sábado: «TV», «Mestizo» y «Voz del Pueblo»

 


Autor: Luis Alberto Angulo, poeta, articulista, ensayista, antólogo, cronista literario, editor y promotor de las artes y de la solidaridad.

Algunos de sus libros: Antología del decir  (Monte Ávila Editores, Col. Altazor. 2013), La sombra de una mano (Monte Ávila Editores, Col. Altazor, 2005), y Fusión poética (Universidad de Carabobo,  2000), reúnen su obra poética publicada: Viento barinés (UC, 1978), Antología de la casa sola (Fundarte, 1982), Una niebla que no borra (Sec. Cultura Carabobo, 1984), Antípodas (Predios, 1994), De norte a sur (UC, 1999), Fractal (Monte Ávila, 2005), Imágenes del parque, y Poética del decir (Monte Ávila, 2013).


 

 

Ciudad Valencia – LSFLC