“Sueño dentro del sueño” por Douglas Morales Pulido

0
271

“Sueño dentro del sueño”… Sería interesante preguntarle al Dr. Pedro Téllez si eso de «Permítame soñar por Ud.» o «Me alquilo para soñar» es propio de gente cuerda.

Cuando Calderón de la Barca escribió su obra teatral «La vida es sueño”, a mediados del 1600, es decir, cuando de tanta fe se ataba a los perros con cordeles de chorizos, a nadie se le ocurriría convertir una pesadilla en consigna política. Ni al camarada Neruda, tan dado a «soñar dentro del sueño», nunca se le vio sonámbulo declamando su inigualable «Canto General», que de estupendo debería ya ser un «Canto Mariscal».

Soñar con engendros de colmillos succionadores era como para despertar e invocar a las Tres Divinas Personas y prometer ser casto, humilde y santo en «pensamientos, palabras y obras».

Y es que el Conde Vlad, en su castillo en los montes Cárpatos, en Transilvania, actual Rumania, perturbaba a cualquier mortal; hasta se dice que Oscar Wilde, que en eso de meter miedo no espabiló nunca, y quien lo dude lea el «Retrato de Dorian Gray», consideraba a «Drácula» una novela de terror icónica.

Bela Lugosi, el actor húngaro y mejor intérprete de Nosferatu, terminó sus días en un sanatorio mental, jurando que él era el verdadero Conde Drácula.

 

LEE TAMBIÉN: “EL ABORTO, TEMA INCENDIARIO” POR FERNANDO GUEVARA

 

Y pensando en insania mental, bueno es recordar el diálogo del Rey Lear: «Cuando los cerveceros agreguen más agua a la malta, cuando las calumnias no vivan en las lenguas y los alcahuetes y rameras construyan iglesias, entonces el reino se verá en una gran confusión» (Shakespeare).

Temo que dentro del PSUV sufrimos una gran pesadilla, donde revolotean murciélagos con la hoz y el martillo en el pecho, y los y las militantes expresan coreando a Calderón de la Barca: «¿Qué es la vida? Una ilusión y toda la vida es un sueño y los sueños, sueños son».

 

Douglas Morales Pulido / Ciudad Valencia