El presidente estadounidense Donald Trump amenazó con cerrar la frontera sur de su país de manera permanente «en caso de necesidad». El inquilino de la Casa Blanca asegura que la caravana de migrantes procedentes de América Central no va a entrar en su país y México reaccionó asegurando que deportará a los migrantes que intentaron cruzar a EE.UU.

 

«México debe mover a estos migrantes que llevan banderas, muchos de los cuales son criminales absolutos, de vuelta a sus países. Háganlo en avión, háganlo en autobús, háganlo de la manera que ustedes quieran, pero ellos no entrarán en EE.UU. Si es necesario, cerraremos la frontera permanentemente. ¡Congreso, financie el muro!«,escribió el Trump en su cuenta de Twitter.

 

El pasado 25 noviembre, al menos 500 personas de la caravana migrante intentaron saltar la valla fronteriza que separa a los dos países, por lo que los agentes de seguridad estadounidenses recurrieron al gas lacrimógeno. Los migrantes por su parte lanzaron piedras a los integrantes de la Patrulla Fronteriza. Los medios mexicanos reportan que ningún miembro de la caravana, conformada por hombres, mujeres y niños, pisó suelo estadounidense.

 

https://twitter.com/BreakingNLive/status/1066796610372407296

Trump ordenó el cierre del paso temporalmente

El incidente tuvo lugar en el paso fronterizo de San Ysidro, que es el más frecuentado punto de entrada a EE.UU. desde México, con sus 100 mil cruces al día. El paso fue temporalmente cerrado tras el intento de irrupción masivo.

 

Los migrantes se manifestaron en Tijuana (México), al otro lado de la frontera la cuidad de San Diego (EE.UU.), para pedir que se procesen sus solicitudes de asilo. Los participantes de las protestas, que portaban banderas de Estados Unidos y Honduras, gritaban: «¡No somos criminales! ¡Somos trabajadores internacionales!».

 

Al mismo tiempo se enfrentaron a protestas de los residentes y a las autoridades de Tijuana.

 

México decidió seguir la línea de EE.UU.

El secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete Prida, anunció que los integrantes de la caravana migrantes, que rompieron el cerco policial e intentaron irrumpir de manera violenta este 25 de noviembre a EE.UU., desde la ciudad fronteriza de Tijuana, serán deportados.

La Secretaría de Gobernación de México trabajará con el Instituto Nacional de Migración (INM) para deportar a migrantes a sus países de origen, anunció el funcionario.
El organismo informó que tiene identificados a los migrantes centroamericanos que intentaron cruzar la frontera, sin embargo, no precisó el número de personas que serán deportadas.
Según el documento, la Segob calificó el incidente como “hechos violentos” y “actos de provocación” que lejos de ayudar a la situación, atentan contra el marco migratorio de México y pueden resultar en un «grave incidente» en la línea fronteriza.

 

“Esta dependencia reitera que, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), se procederá a deportar inmediatamente a las personas plenamente identificadas que participaron en estos hechos violentos”, señaló el comunicado.Respecto a la reacción de las autoridades norteamericanas al reprimir a los migrantes que cruzaron la frontera, el organismo mexicano afirmó que no se reportaron heridos por arma de fuego.

 

 

Al menos 7 mil migrantes centroamericanos están buscando asilo en EE.UU. Las autoridades mexicanas alojaron a unos 5 mil de ellos en un estadio.

Varios grupos de la caravana partieron el pasado 12 de octubre de Honduras, y a ellos se les fueron sumando ciudadanos de otras nacionalidades. 

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT y TeleSUR.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here