Continúan las alertas ante una posible intervención militar estadounidense en Venezuela. Esta vez apoyada desde los países vecinos.

 

Y es que tres países harán una operación militar conjunta con EE.UU. en octubre, en la Amazonía brasileña, en los predios (o el patio) de Venezuela con el pretexto de una «cooperación», aunque lo que se estima es que están preparando acciones desestabilizadoras en Venezuela.

 

En una cena realizada este lunes en la Casa Blanca, los invitados de Trump fueron el presidente de Brasil, Michel Temer, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el de Perú, Pedro Pablo Kuczynzki, donde estuvieron analizando las supuestos ejercicios militares.

 

La operación militar conjunta con las fuerzas especiales del ejército norteamericano fue anunciada como si fuese una invitación de Brasil, lo que dejó a los militares brasileños asustados. ¿Dónde se ha visto que se abra un área estratégica como la Amazonía para fuerzas militares extranjeras?

 

Los cuatro países con el pretexto de desarrollar la cooperación militar, harán ejercicios en el área llamada “Cabeza de cachorro” y conocerán de cerca el teatro de operaciones para una eventual acción armada contra Venezuela, a partir del Sur de ese país.

 

Las autoridades de Caracas sospechan que la acción militar contra Venezuela, ya reconocida por Trump, no sería en los formatos convencionales, a través de una invasión, con todos sus costos políticos y materiales. Lo que se haría, con apoyo de Brasil, Colombia y Perú, sería una inducción de la ocupación de una porción del territorio venezolano por “fuerzas irregulares”.

 

Santos declaró ayer que «no está de acuerdo» con intervenciones militares en Latinoamérica.

 

Y eso es lo que no falta en la región donde se realizará la operación en octubre, donde actúan traficantes de drogas y armas, mercenarios y sujetos al margen de la ley de toda naturaleza, que no dudarían en conformar una fuerza invasora informal, creando un “territorio conflagrado” (alzado) a ejemplo de lo que ya se hizo contra Libia, en tiempos de Gadaffi, y contra Siria.

 

José Becerra/TC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here