“Un episodio doloroso en la vida de Miles Davis” por Ramón Toro

0
258
Letras y Notas-Ramón Toro-el guaguancó-Tite Curet

Un episodio doloroso en la vida de Miles Davis… La admiración que sentimos por algún artista (músico, escritor, actor, pintor, escultor…) nos hace olvidar muchas veces, o tal vez desconocemos, algunos sucesos en sus vidas nada afortunados.

Por fortuna, esos episodios son menos fuertes que sus pasiones o el amor por el arte que desarrollan. El famoso trompetista y virtuoso del Jazz estadounidense Miles Davis, nacido en Illinois, el 26 de mayo de 1926, en su condición de afroamericano fue protagonista de una acción a la cual le cabe el calificativo de ¡brutal! El escritor Frank Tirro, en su excelente “Historia del Jazz moderno”, relata un suceso del mencionado músico el cual merece ser transcrito.

 

Miles Davis_dama blanca

“Miles Davis se acercó al Black Power a fuerza de puñetazos. El 26 de agosto de 1959, tras una actuación en el Birdland neoyorkino, emitida en directo por la emisora La Voz de América, Miles salió del club para acompañar a coger un taxi a una mujer blanca y atractiva. Justo cuando ésta se marchó, un policía de raza blanca se acercó al trompetista y le ordenó que circulara. Davis señaló a la marquesina del club y respondió: “Yo trabajo aquí. Ese es mi nombre, Miles Davis”. El policía contestó: “No me importa donde trabajes. Lárgate de aquí o te detengo ahora mismo”. Tras la repentina aparición de otro oficial de policía, también blanco, Miles se encontró aporreado, esposado y trasladado al hospital y la comisaría del distrito 54, donde fue denunciado por agresión, lesiones y resistencia al arresto.

Como resultado al trompetista le fue retirada su licencia oficial como artista de cabaret, lo que le supuso no poder trabajar en Nueva York durante una temporada. El incidente convirtió a Davis en un hombre cínico y amargado, aunque, por lo menos, no le sumió en el prejuicio racial. Lo sucedido tuvo reflejo en su actitud, en su vestimenta, en su apariencia y en su música y pareció estimular su interés por todo cuanto oliera a africano.” Vaya episodio, lo suficientemente injusto y extremado para tomar cualquier decisión lejana al arte, a la creación y la paz. No obstante, eso no cortó el ingenio de Miles para continuar con el Jazz aunque, como se dijo antes, si trastocó en parte el estilo y su tendencia artística.

Siguiendo con Miles y, por tanto con el Jazz, es importante destacar que esta música, no obstante ser genuinamente americana, y antes de ser absolutamente universal, fue objeto de atención muy puntual y a menudo un tanto superficial por parte del cine. En la época dorada del cine, la cual coincidió con la aceptación del Jazz por parte de la sociedad como algo propio, las estrellas del Swing eran algo así como invitados, un ornamento ocasional para un show.

 

Miles Davis-Letras y Notas-Ramón Toro

Asimismo tampoco era raro en aquellos años la aparición de músicos de Jazz en comedias en las que en algún momento había un número musical. Curiosamente, aquí aplica aquello de que “Nadie es profeta en su tierra”, fue en Francia donde y cuando el Jazz se empleó como parte importante en la dramaturgia de las películas. Fue durante la llamada “Nouvelle vague”, una tendencia artística cinematográfica de gran trascendencia que dio frutos tales como la película Ascenseur pour I’echafaud (Ascensor hacia el cadalso).

Esta película antes mencionada fue dirigida por Louis Malle en 1957, la cual contó con una banda sonora protagonizada nada menos que por Miles Davis. En esta película la música no es un ornamento, ni tampoco un fondo musical más o menos afortunado, pues se trata de un elemento fundamental en el desarrollo de la misma. Este tipo de información tal vez sólo sea manejada por expertos cinéfilos quienes, por poseer mayor información sobre este séptimo arte, aprecian y disfrutan con más profundidad cada filmación. De allí la importancia de difundir estos detalles tan significativos en el desarrollo y evolución del cine.

 

Nouvelle vague-Miles Davis

 

LEE TAMBIÉN: “ORÍGENES DE LAS ORQUESTAS AFROCARIBEÑAS (V)”

 

Paradójicamente es al mismo músico Miles Davis a quien le tocó vivir y protagonizar situaciones tan opuestas; una trágica, que influyó notoriamente en su vida y estilo musical, y otra de aporte y trascendencia en el mundo del cine. El 28 de septiembre de 1991, en Santa Mónica, California, falleció este músico que nos dejó, para la historia del Jazz y la música, en general, un invaluable legado a los 65 años de edad.

 

***

 

Ramón Emilio Toro Martínez (Caracas-Venezuela, 1966) es licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, de la Universidad de Carabobo (UC) en 1993. Es también Productor Nacional Independiente y locutor con experiencia en el desarrollo de programas radiales sobre música afrocaribeña en la ciudad de Valencia, estado Carabobo: Ciento por ciento Natural, por Lago 91.5 FM; Letras y Notas, por Salsera 96.3 FM, y Óyelo que te conviene, por RNV Región Central 90.5 FM. Es autor del libro «Letras y Notas sobre la Música del Caribe» (2020), presentado en la FILVEN Caracas 2020 (Casona Cultural Aquiles Nazoa) como el único proyecto editorial independiente de ese año. 

 

Ciudad Valencia / Foto de RT: Edicson Dávila