La Uveítis es una afección ocular que involucra la inflamación de la úvea, una parte importante del ojo, delgada y pigmentada, situada debajo de la esclerótica y que incluye el iris, el cuerpo ciliar y la coroides de los gatos.

Esta inflamación puede ser dolorosa y afectar gravemente a la visión de tu gato.

Puede presentarse en uno o ambos ojos, dependiendo de la causa que la esté provocando.

 

Se puede clasificar en varios tipos según su origen:

  • Uveítis anterior: este tipo de uveítis afecta principalmente al iris y la parte anterior del ojo. Puede ser causada por traumatismo o infecciones locales.
  • Uveítis intermedia: en este caso, la inflamación se encuentra en la zona media del ojo, específicamente en el cuerpo ciliar. La uveítis intermedia puede estar relacionada con enfermedades sistémicas como la toxoplasmosis.
  • Uveítis posterior: la uveítis posterior afecta a la parte posterior del ojo, en la región de la coroides. Esta forma de uveítis puede ser más complicada de diagnosticar y puede estar asociada con enfermedades autoinmunes.

 

¿La uveítis es contagiosa?

En los gatos en sí misma no se considera una enfermedad contagiosa, ya que no se transmite directamente de un gato a otro a través del contacto físico. Sin embargo, es fundamental comprender que la uveítis puede manifestarse como un síntoma de enfermedades subyacentes que sí son contagiosas entre los felinos.

La prevención y el control de enfermedades virales y bacterianas mediante la vacunación y prácticas de higiene adecuadas son medidas cruciales para reducir el riesgo de uveítis contagiosa en gatos.

 

Causas
  • Infecciones virales
  • Infecciones bacterianas
  • Traumatismos o lesiones oculares
  • Enfermedades sistémicas
  • Enfermedades autoinmunes
  • Tumores o neoplasias oculares

 

Diagnóstico

La uveítis en gatos puede manifestarse con una serie de síntomas que pueden variar en gravedad. Reconocer estos signos tempranamente es esencial para buscar atención veterinaria y tratar la afección de manera efectiva.

  • Dolor ocular
  • Ojo rojo o irritado
  • Lagrimeo excesivo
  • Cambios en el comportamiento
  • Fotofobia
  • Pupilas irregulares
  • Visión disminuida
  • Aumento de la producción de glóbulos blancos
  • Secreción ocular

Es fundamental tener en cuenta que la uveítis es una afección dolorosa y que los síntomas pueden empeorar rápidamente si no se aborda adecuadamente.

 

Diagnóstico de uveítis en gatos

El diagnóstico preciso en los gatos es crucial para determinar la causa subyacente y aplicar el tratamiento adecuado, pasos típicos que se siguen en el proceso de diagnóstico:

  • Examen físico
  • Historia clínica
  • Examen oftalmológico
  • Análisis de laboratorio
  • Cultivo y pruebas de PCR
  • Imágenes oculares

 

Cómo tratar la afección en gatos

El tratamiento se centra en aliviar la inflamación, controlar el dolor y abordar la causa subyacente de la afección.

Las opciones de tratamiento más comunes:

  • Medicamentos antiinflamatorios
  • Tratamiento de la causa subyacente
  • Inmunosupresores
  • Analgesia
  • Cuidados oculares
  • Seguimiento veterinario
  • Terapia de apoyo

Muchos gatos pueden experimentar una mejora significativa en su calidad de vida y salud ocular con el seguimiento adecuado de un profesional.

 

LEE TAMBIÉN: LA CISTITIS PROVOCA LA INFLAMACIÓN DE LA VEJIGA EN LOS GATOS

 

Ciudad Valencia / Soy Un Gato