Este jueves, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, celebró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, en las que han sido víctimas de un sistema opresor y excluyente, donde se les priva sus derechos fundaméntales.

“Hoy mis hermanas levantan su voz, por una vida libre de violencia en todos los niveles. ¡Soy fiel defensor de la causa Feminista!”, este mensaje fue publicado por el Mandatario Nacional a través de su red social de Twitter @NicolasMaduro.

En el año 2000 la Asamblea General de la ONU designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales a involucrarse y coordinar acciones que eleven la conciencia pública para eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres.

 

 

 

De acuerdo con la ONU, la violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas.

En forma general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica e incluye:

  • violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio);
  • violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético);
  • trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual);
  • mutilación genital,
  • matrimonio infantil.

 

Venezuela desde la llegada de la Revolución Bolivariana, ha impulsado el respeto a los derechos de la mujer y a una vida libre de violencia, que culminó en la elaboración y aprobación por parte de la Asamblea Nacional revolucionaria de la Ley  Orgánica sobre el derecho de las Mujeres a una Vía Libre de Violencia, que abarca entre otros aspectos, en su Artículo 3 el derecho a la vida.

También, la protección a la dignidad e integridad física, psicológica, sexual, patrimonial y jurídica de las mujeres víctimas de violencia, en los ámbitos público y privado; la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer; la protección de las mujeres particularmente vulnerables a la violencia basada en género, así como el derecho de las mujeres víctimas de violencia a recibir plena información y asesoramiento adecuado a su situación personal, a través de los servicios, organismos u oficinas que están obligadas a crear la Administración Pública Nacional, Estadal y Municipal.

 

LEE TAMBIÉN: VENEZUELA Y FAO DESARROLLARON TALLER DE PLANIFICACIÓN AGROALIMENTARIA

Ciudad Valencia / VTV