La República Islamica de Irán considera a embajador Alex Saab prisionero de guerra

El arresto del diplomático venezolano constituye una acción que amenaza el derecho internacional y las relaciones entre las naciones.

0
223
La República Islamica de Irán considera a embajador Alex Saab prisionero de guerra

La República Islamica de Irán considera a embajador Alex Saab prisionero de guerra, tal y como lo declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh,

El funcionario reaccionó al intento de Estados Unidos de extraditar al diplomático venezolano Alex Saab y consideró que el diplomático es un prisionero de guerra.

Durante una rueda de prensa, el funcionario dejó claro que “la República Islámica de Irán condena enérgicamente cualquier acción que sea contraria a los principios de las relaciones internacionales y obstaculice las actividades de los diplomáticos”.

 

Khatibzadeh se refirió a que Saab estaba en una misión diplomática como enviado del Gobierno venezolano para llevar productos médicos y alimenticios al pueblo de Venezuela. Pero Estados Unidos interceptó su misión solo por razones políticas, haciendo cumplir sus leyes ilegales y extraterritoriales.

 

Alex Saab fue detenido en junio de 2020 por la Interpol durante una escala técnica en el aeropuerto Amilcar Cabral de Cabo Verde. Esta acción fue originada por una orden de arresto que emitió por Estados Unidos cuando el diplomático regresaba de Irán.

TE PUEDE INTERESAR: DENUNCIAN OTRO ASESINATO DE LIDER SOCIAL EN COLOMBIA

 

El Gobierno venezolano ha exigido que se libere al diplomático mientras otros países como Rusia se han sumado también a esta campaña. Incluso el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció este martes sobre la detención ilegal del diplomático venezolano y pidiendo detener el proceso de extradición.

La misma Procuraduría General caboverdiana ha admitido que existió un número importante de irregularidades en todo el proceso de detención.

Según algunas fuentes, al momento de su detención no se presentó orden de captura. Incluso resultó, en un segundo paso, que la notificación roja de Interpol, desde que fue retirada, sólo se había emitido después de dicha detención.

 

La defensa de Saab ha denunciado que estas acciones reflejan un encubrimiento de un acto ilegal contra el diplomático y contra Venezuela.

También señalaron el trato al que lo han sometido, inaceptable para cualquier imputado o ser humano, más aún cuando se trata de un gobierno extranjero en tránsito hacia un tercer país. La aplicación estricta del derecho internacional es, por tanto, un imperativo.

 

Ciudad VLC / TelesurTv