Se supo que el lanzador zurdo, José Castillo, se vio obligado a abandonar el juego simulado que tenía previsto para este martes en el complejo de los Padres de San Diego en Peoria, Arizona, luego de apenas realizar seis lanzamientos, de acuerdo con un reporte de A. J. Cassavell para MLB.com.

El relevista, que se perdió la temporada de 2020 debido a una contractura muscular grado 2 en el costado izquierdo, será reevaluado este miércoles.

 

 

El contratiempo de Castillo se produce un día después de que el mánager de San Diego, Jayce Tingler, indicara que el valenciano había lanzado un par de bullpens desde el inicio de las prácticas primaverales, sin molestias, y que pronto estaría listo para la acción en la Liga del Cactus, según un informe del San Diego Union-Tribune.

Una vez que el venezolano sintió la molestia, el coach de pitcheo, Larry Rothschild, le quitó la pelota. «Un Castillo acongojado se agachó detrás del montículo y poco después salió del terreno, acompañado por un preparador físico», apuntó Cassavell en la nota publicada en MLB.com.

 

Lesiones han limitado a Castillo de mostrar su talento

El joven carabobeño de 25 años de edad apareció en el montículo por última vez en 2019 y en apenas una presentación apenas completó dos tercios.

Desde entonces se ha visto limitado por varias lesiones, incluidas dolencias en el flexor izquierdo y en el dedo medio de la mano de lanzar, además del tirón en el costado durante campamento de verano de los religiosos antes de la zafra anterior.

 

LEE TAMBIÉN: GUAIQUERÍES DE MARGARITA ASEGURA POR DOS AÑOS A ANTHONY PÉREZ

 

San Diego esperaba que pudiera estar saludable, como en 2018, año de su debut en las Grandes Ligas, para aprovechar todo su talento y potencial desde el bullpen.

En 39 entradas en las Grandes Ligas, José Castillo suma 54 ponches por apenas 12 boletos, con una efectividad de 3,23 y un WHIP de 0,93, gracias a su relampagueante recta y un slider cortante, que saca a los bateadores de paso.

 

Ciudad VLC / AVN