El bloqueo contra canales informativos de Rusia en YouTube arreció este fin de semana, cuando la plataforma digital bloqueó; sólo hasta el sábado, más de mil canales y al menos 15 mil videos. Para lo cual denunciaron una supuesta violación a las políticas establecidas.

Al estilo de la extrema derecha venezolana, cuando el dirigente Enrique Mendoza lanzó la rase «va fuera del aire», contra la estatal Venezolana de Televisión, ahora los grupos de poder de Estados Unidos y Europa ordenan el cierre de dichos medios informativos internacionales

En ese sentido, las consecuencias del cierre de las mencionadas vías de comunicación 2.0 tiene alcance mundial y obedece a la alineación con las directrices que los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea mantienen contra la Federación de Rusia en medio del conflicto que se libra en Ucrania.

  • «Estamos bloqueando el acceso a los canales de YouTube asociados con los medios de comunicación rusos; financiados por el Estado a nivel mundial, ampliando desde toda Europa», fue el pronunciamiento de la compañía.

 

En tal sentido, la transnacional también argumentó su medida de censura sobre la base de supuestos principios de protección a los usuario. Todo esto, en cuanto al contenido gráfico, contra la incitación al odio y desinformación.

Sin embargo, las acciones de YouTube dejan ver un evidente sesgo geopolítico a favor de la postura que defiende Washington; junto a los países de la OTAN. Se trata de los mismos grupos de poder que acompañaron la expansión de movimientos nazis en territorio ucraniano.

Guerra contra Rusia

Entre las maniobras de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN para perjudicar e imponer censura a todo lo relacionado al desarrollo normal de la Federación de Rusia, también destaca la restricción en cuanto a la difusión de publicidad y cualquier método de monetización, lo que golpeó en el aspecto financiero a los medios.

Como respuesta al bloqueo contra canales de medios rusos en Youtube, agencias como Russia Today (RT) y Sputnik invitaron al público de todo el planeta a seguir sus transmisiones; reportajes, fotografías y videos mediante la página web y canales de Telegram, así como en la plataforma Odysee.

  • Un caso similar ocurrió con la reconocida periodista rusa Inma Afinogenova, cuyo canal también fue eliminado por YouTube e invitó a sus seguidores a conectarse mediante las plataformas digitales antes mencionadas para acceder a su contenido.

También la periodista Helena Villar manifestó su indignación por la medida de censura.

 

no dejes de leer: Putin y Lukashenko se plantan contra las sanciones

 

Ciudad Valencia/RedRadiove