Sector turismo

El sector turismo será uno de los principales beneficiados con la reciente decisión del Gobierno Nacional de autorizar el libre paso de personas a través del punto fronterizo entre Venezuela y Brasil.

Así lo señaló el comisionado especial de Fronteras y Asuntos Internacionales de la gobernación de Bolívar, Álvaro Ruíz, quien señaló que esta reapertura, realizada el pasado 24 de febrero, ha generado gran expectativa entre el sector comercial y empresarial a ambos lados de la frontera, Venezuela y Brasil.

Ruíz recordó que el ingreso de personas a través del punto fronterizo de Santa Elena de Uairén fue cerrado en 2020 a raíz de la pandemia de Covid-19, que en el caso de Brasil tuvo uno de sus mayores focos en el estado de Roraima, que limita con el estado Bolívar.

 

Desde entonces solo se autorizó el paso de camiones con alimentos y productos básicos, así como de venezolanos residentes en Brasil, quienes debían cumplir una cuarentena de 14 días y realizarse pruebas de descarte del Covid-19.

Recientemente se llevó a cabo la reactivación total del paso en este punto fronterizo, en un acto encabezado por el gobernador de Bolívar, Ángel Marcano, y autoridades del estado de Roraima y su población limítrofe de Pacaraima.

«Este es un hecho importante que contribuirá a la reactivación y crecimiento económico del estado Bolívar», aseveró Álvaro Ruíz, quien recordó que actualmente un 70% de los productos alimenticios que se venden en esta entidad y en toda la región oriental venezolana provienen de Brasil.

 

Sin embargo, destacó que ahora se abren oportunidades para reactivar el movimiento de turistas brasileños, en este caso por vía terrestre, hacia la zona de la Gran Sabana (Parque Nacional Canaima), la histórica Angostura del Orinoco y las playas del oriente venezolano.

 

Sector turismo indígena beneficiado

Entre los grandes beneficiados mencionó a gran cantidad de pequeños operadores turísticos pertenecientes al pueblo indígena Pemón, quienes son los responsables de los campamentos y espacios de entretenimiento, alimentación y hospedaje ubicados a lo largo y ancho del Parque Nacional Canaima, uno de los puntos turísticos más hermosos del planeta.

«El gobernador Marcano tiene la visión de convertir a Santa Elena de Uairén en una ciudad ecoturística, pero también en un polo comercial que ofrezca productos venezolanos a los 40 millones de habitantes de los estados del norte de Brasil», apuntó.

El vocero del gobierno venezolano señaló que también se espera un notable incremento en el intercambio de medicinas, productos agrícolas y agroquímicos, semillas, insumos veterinarios y alimentos de todo tipo producidos en ambos lados de la frontera binacional.

 

Acotó, que la llegada de turistas brasileños beneficiará también a las empresas hoteleras, que dependen en gran medida de la ocupación de habitaciones durante todo el año.

En este punto, destacó que actualmente se dialoga con empresarios del sector aeronáutico para estudiar la posibilidad de activar vuelos que comuniquen a la ciudad de Boa Vista (Roraima) con Ciudad Guayana (Bolívar) y otros destinos turísticos venezolanos.

 

TE SUGERIMOS LEER: «SALARIO MÍNIMO A ½ PETRO» POR PASQUALINA CURCIO

 

Ciudad Valencia / AVN