El dedo de pie en martillo es una deformidad en la articulación que puede ser generada por el uso de calzado inadecuado.

Se trata de una deformidad que se produce debido a desequilibrios en los músculos, tendones o ligamentos.

 cuidado de los pies, hongos en los pies, pie diabético, úlceras, circulación

El código de vestimenta tradicional incluye el uso de calzado durante la mayor parte del tiempo, sin embargo, es importante cuidar que este no sea muy ajustado para evitar posibles efectos perjudiciales en los pies.

pies martillo

 

Una de las deformidades que pueden ser ocasionadas por un calzado inadecuado es el llamado dedo en martillo, condición que consiste en una curva anormal que se produce en medio de la articulación de un dedo.

Según el portal Mayo Clinic, el riesgo de desarrollar dedo en martillo aumenta en función del calzado, la estructura del pie, los traumatismos o algunos procesos de enfermedades.

Así mismo, Medlineplus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica que la causa más común para desarrollar una condición de dedo en martillo es el uso de zapatos cortos y demasiado apretados, ya que el dedo del pie se ve forzado a doblarse y mantenerse en una posición antinatural. Cuando esto sucede, los músculos y tendones en el dedo se ven afectados durante largos periodos.

 

Síntomas del dedo de pie en martillo

Cuando se produce la torsión en las articulaciones de uno o más dedos, el movimiento de los mismos puede hacerse más difícil o resultar doloroso. Además, a raíz del roce entre los dedos del pie y el interior de los zapatos puede ocasionar la aparición de callos y callosidades.

Generalmente, esta condición ocurre con más frecuencia en segundo dedo del píe, es decir, el que le sigue al dedo gordo, aunque también puede afectar a los otros. Cuando se produce la torsión, el dedo adquiere la forma de una garra.

 

¿Cuáles son las causas?

De acuerdo con el portal Mayo Clinic, existen diversos factores que pueden influir en el desarrollo del dedo en martillo:

 

Calzado: según explica el portal médico, los zapatos de tacón alto o con horma demasiado angosta pueden apretar en exceso los dedos del pie, impidiendo que se apoyen horizontalmente. A raíz de esta posición antinatural, la posición de los dedos doblados puede permanecer incluso si ya se ha retirado el calzado.

 

En niños que usan calzado demasiado apretado también se eleva el riesgo de desarrollar esta condición.

Traumatismo: el dedo en martillo también puede generarse si la articulación sufre un golpe o fractura y no recibe el tratamiento adecuado en el proceso de recuperación.

 

Desequilibrio en los músculos de los dedos: un equilibrio anormal produce inestabilidad, la cual, a su vez, hace que el dedo se contraiga de manera antinatural.

 

Mayo Clinic agrega que existen factores que pueden aumentar el riesgo de tener dedo en martillo como la edad (personas mayores) o el sexo (las mujeres son más propensas a desarrollarlo).

 

Otro factor de riesgo involucra la longitud del dedo del pie, es decir, si el segundo dedo es más largo que el dedo gordo, aumenta la probabilidad de adquirir esta deformidad.

 

El portal médico también explica que enfermedades como la artritis y la diabetes pueden aumentar el riesgo de tener deformidades en los pies, así como algunos factores genéticos.

 

Una condición que no se debe ignorar

El riesgo de padecer dedo en martillo aumenta con la edad, además, durante su primera etapa, el dedo todavía conserva su flexibilidad. Sin embargo, a medida que avanza el tiempo, los tendones del dedo del pie pueden contraerse y hacerse más tensos, haciendo que el dedo quede doblado permanentemente.

Cuando el dedo permanece doblado, la parte superior de la articulación podría rozar con el calzado, generando callosidades dolorosas.

Para prevenir el dedo en martillo, se recomienda prestar especial atención al calzado, teniendo en cuenta que, al usarlo, haya suficiente espacio para los pies. En ese sentido, es preferible evitar zapatos que terminen en punta o que sean demasiado estrechos.

 

El portal médico Mayo Clinic también sugiere evitar el uso de zapato de tacón alto para prevenir la aparición del dedo en martillo, así como posibles dolores de espalda asociados a este tipo de calzado.

Como alternativa, explica que el calzado con cordones resulta más ancho y se puede adaptar en función del tamaño del pie para garantizar que los dedos cuenten con suficiente espacio.

 

TE INTERESA LEER: UVAS: SUS PROPIEDADES PARA MEJORAR LA SALUD DE LOS PULMONES

Ciudad VLC / Tomado De Semana