Revelan que incursión del destructor Defender en aguas rusas fue premeditado

0
154
destructor defender

Documentos clasificados encontrados en una parada de autobús de Inglaterra demostrarían que la entrada del destructor británico Defender en aguas de Crimea fue un acto premeditado para provocar a Rusia, reportó hoy la BBC, según indica Prensa Latina.

 

La cadena estatal afirmó que un ciudadano anónimo le entregó el fajo de papeles que encontró en una parada de bus en el condado de Kent, tras darse cuenta del carácter sensible del contenido.

 

El Ministerio británico de Defensa admitió, por su parte, que uno de sus empleados reportó la pérdida de documentos con información clasificada, y que hay una investigación en curso.

 

Según la televisora, los textos incluyen correos electrónicos y presentaciones en PowerPoint que probarían que la misión del buque de la Armada británica en el mar Negro no era tan ‘inocente’ como afirmó el ministro de Defensa Ben Wallace, luego del incidente.

 

NOTICIA RELACIONADA:

Ataque terrorista en escuela de Crimea dejó al menos 20 muertos

 

Rusia informó el miércoles que aviones y barcos de su flota en el mar Negro hicieron disparos de advertencia y lanzaron bombas en la trayectoria del Defender después de que la embarcación entró en aguas territoriales cerca de la península de Crimea, lo cual calificó de acto premeditado y provocación.

 

Las autoridades británicas trataron de minimizar el hecho, y atribuyeron los disparos a ejercicios militares que realizaban las fuerzas rusas en la zona, pero un corresponsal de la BBC que viajaba a bordo del buque reportó el sobrevuelo de aeronaves de combate rusas y la presencia de navíos de guerra del país euroasiático.

 

Según dijo Wallace en el Parlamento británico, el destructor británico estaba realizando un recorrido ‘inocente’ a través de las aguas territoriales de Ucrania, toda vez que el Reino Unido no reconoce la jurisdicción rusa sobre esa zona en disputa.

 

Los documentos encontrados en la parada de autobús de Kent un día antes del incidente revelarían, sin embargo, que el comando militar británico valoró dos rutas para el Defender: una que prevía el despliegue de los aviones y barcos rusos en señal de advertencia, y otra alejada de las aguas en disputa, pero que supondría el reconocimiento de la jurisdicción de Rusia sobre la zona.

 

En el fajo de 50 páginas hay datos actualizados sobre las exportaciones de armas del Reino Unido, notas sobre el Diálogo de Defensa con Estados Unidos y observaciones sobre la retirada de las tropas británicas de Afganistán.

 

Ciudad VLC/AVN